LA VUELTA AL MUNDO EN 13 TRADICIONES NAVIDEÑAS

LA VUELTA AL MUNDO EN 13 TRADICIONES NAVIDEÑAS

Hemos calculado que dos billones de personas celebran la Navidad en el planeta Tierra, y esto supone un montón de maneras (muy divertidas) de pasar la época más maravillosa del año… Estas son algunas, ¡te van a encantar!

 

 

Hemos calculado que dos billones de personas celebran la Navidad en el planeta Tierra, y esto supone un montón de maneras (muy divertidas) de pasar la época más maravillosa del año… Estas son algunas, ¡te van a encantar!

Serbia, “¡deja que te aten!”

No lo niegues: con esto tus nietos se divertirían muchísimo… En Serbia es costumbre dar regalos los dos domingos antes del día de Navidad. El primer domingo, los niños atan a mamá (o a su abuela) y sólo la dejan libre cuando promete dar a los niños su regalo. El domingo siguiente es el turno del papá (o el abuelo).

Brasil e Islandia: regalos en los zapatos

Anima a tus nietos a que dejen los zapatos en el alféizar de la ventana, como en Islandia y en Brasil, y por la noche llénalos de regalos pequeños. Un zapato por niño, obviamente. En España también es costumbre sacar los zapatos al balcón (bien limpitos) para que nos Reyes Magos dejen sus regalos, pero no se llenan de regalos.

Eslovaquia: una diversión algo pegajosa

Antes de la cena de Navidad, cópiales un gesto de buena suerte a los eslovacos y lanza un poco de comida al techo. De verdad. En Eslovaquia, el cabeza de familia lanza al techo una cucharada de un plato especial llamado Loksa (hecho de pan, relleno de semillas de amapola y agua). Se decía que si quedaba una buena cantidad pegada al techo, presagiaba una buena cosecha para la familia. Ahora es un signo de buena suerte para el año siguiente. (Si la cena es en tu casa, puedes olvidarte de esta ‘simpática’ tradición en tu beneficio).

República Checa: “si estás soltera…lanza tus zapatos”

En Nochebuena se puede ver a las mujeres solteras tirando zapatos o botas por encima de su hombro. Es un ritual para descubrir quién se casará el año siguiente. La mujer soltera se pone de pie con la puerta principal de su casa a su espalda y después tira sus zapatos por encima de su hombro. Si el zapato cae con la punta hacia la puerta, puede empezar a hacer planes de boda, pero si el zapato cae con los talones hacia la puerta, tendrá que esperar un año más.

México: una divertida piñata

¿Pensabas que las piñatas sólo eran para las fiestas infantiles? ¡Pues no! Imita a los mexicanos y llena las piñatas de caramelos y dinero (monedas), cuélgala del techo y deja que los niños la golpeen por turnos hasta que se rompa.

Dinamarca: “busca la almendra”

A las doce en punto, en Nochebuena, los daneses celebran la Navidad con un gran banquete. Una parte importante del mismo es un pudin especial de arroz, dentro del que hay una sola almendra. Quien la encuentra tiene un año de buena suerte garantizado. Es muy fácil de copiar: haz un pudin de arroz, esconde dentro la almendra y después sirve al final de la cena o antes de ir a dormir.

Polonia y Ucrania: “¿Y si cenamos 12 platos?”

Si te gusta dar grandes banquetes, ésta podría ser tu tradición: una cena de 12 platos celebrada en honor a los 12 apóstoles. En Polonia, se pone la mesa con un asiento más (para representar que se comparte la comida con un extraño o con el Espíritu Santo) y sólo se empieza cuando se ve la primera estrella de la noche. En Ucrania, el niño más pequeño de la familia tiene que hacer guardia en una ventana hasta que aparezca una estrella. Sin embargo, en ambos países se hace ayuno estricto 24 horas antes del banquete. Nota mental: Puede que tu familia se niegue a seguir esta parte de la tradición...

Venezuela: Patinando a misa

¿Por qué no asombrar a los vecinos y convencer a tu familia de que vayan patinando a la Misa del Gallo? Eso es lo que hacen en Caracas todos los días desde el 16 de diciembre hasta Nochebuena. Las carreteras se cierran hasta las 8 de la mañana para que la gente pueda ir patinando de forma segura a la primera misa.

España: las uvas al son de las campanadas

La ingesta de “las 12 uvas de la suerte” al compás de las campanadas del reloj de la puerta del Sol, en una tradición indispensable para cualquier español que quiera tener 12 meses de suerte para el año entrante. Son muchas las teorías que se atreven a aventurar el nacimiento de esta tradición, la más extendida habla de dar salida a un excedente de uva tras un gran año de cosecha.

 

Noruega: bye, bye escobas

Cuenta la leyenda que en la víspera de Navidad todas las brujas y espíritus diabólicos salen de sus escondrijos en Noruega. Con el objetivo de protegerse de visitas extrañas, las familias guardan sus escobas antes de irse a la cama, ¡no vaya a ser que alguna bruja con malas intenciones quiera apoderarse de ellas!

 

Japón: ¡Todos a comer pollo frito!

 

Allí festejan el día 23 desde 1974, debido a que la famosa cadena de comida rápida Kentucky Fried Chicken (KFC) lanzó una campaña de publicidad en el país con el eslogan "Kurisumasu ni wa kentakkii", en castellano "Kentucky por Navidad". Desde ese año, ¡casi todos los japoneses quedan con familiares o amigos para comer pollo frito!

 

Estonia: Reunión en la sauna

A simple vista podría parecer una tradición con encanto, pero en realidad no es apta para todo el mundo, ¡y menos aún para los pudorosos! Mientras en la mayoría de países las familias se reúnen en torno a la mesa para brindar y disfrutar de la cena, las familias de Estonia prefieren reunirse en la sauna para desnudarse y sudar en la noche de Navidad. Eso sí, todos juntos, porque si no, no sería un festejo navideño.

Ucrania: Telarañas en el árbol

 

Mientras el resto del mundo llena sus árboles de Navidad de bolas brillantes y luces de colores, los ucranianos adornan los suyos con espléndidas telarañas que bendicen y traen buena suerte para el próximo año.

 

Esta tradición viene de una leyenda ucraniana protagonizada por una viuda muy pobre que no tenía dinero para decorar el árbol de Navidad, sus hijos estaban tan tristes que pasaron la Nochebuena llorando… Cuando se quedaron dormidos, unas arañas usaron sus lágrimas para crear enormes telarañas y decorar el árbol con ellas. A la mañana siguiente, los niños encontraron su árbol decorado con telarañas brillantes. Moraleja: si estas navidades te encuentras una araña por casa… cuídala bien. ¡Puede convertirse en tu aliada para tener el árbol más original del vecindario!

 

¿Qué te ha parecido este artículo? A nosotras nos encantan las curiosidades, y nos encanta finalizar con esta leyenda. ¿Te sabes tú alguna otra leyenda o tradición navideña? ¡Compártela con nosotras en un comentario!

 También te puede interesar:

Tal vez te interese:

Deja un comentario *Campo obligatorio
Confirmo que he escrito el contenido íntegramente y acepto las Condiciones de uso y los Términos de uso

¿VIAJAR SOLA? ¡POR QUÉ NO!

Quedarnos en casa por no tener compañeros de viaje no es una opción: la vida puede ser muy corta, ¡hay que exprimirla! ¿Si no para que estamos aquí? ¡Viaja sola!

VACACIONES EN SOLITARIO, LA MEJOR TERAPIA DE PAREJA

Cada uno por su lado, solos. Explorar destinos diferentes de vez en cuando es bueno para la relación, la fortalece y reaviva