9 CIUDADES DEL MUNDO PARA AMANTES DE LA GASTRONOMÍA

9 CIUDADES DEL MUNDO PARA AMANTES DE LA GASTRONOMÍA

¿Te encanta comer? ¿Te apasiona viajar? ¡Pues combina las dos cosas! Aquí te dejamos nuestra lista de los mejores destinos internacionales para foodies.

Si eres una fanática de la cocina (y el comer) no hay mejor manera de viajar que disfrutar de la ciudad con el paladar y el estómago. ¡Saca el calendario y comienza a planear!

1. Marrakesh, Marruecos

La cocina en Marrakech es una combinación de influencias árabes, andaluzas, norteafricanas y francesas, y las especias se utilizan con libertad, dando como resultado unos sabores increíbles. La plaza Jema el-Fna en Marrakesh es una fiesta para los ojos, las fosas nasales y el paladar, ¡allí te espera una gran variedad de comida callejera fresca para degustar! Desde albóndigas (kefta) hasta cordero asado lentamente (méchoui), berenjena frita, cuscús fragante y los panqueques de meloui calientes con mantequilla, ¡si hubiera que elegir solo un plato sería imposible! Y si hablamos de los dulces ya ni te cuento: las galletas y pasteles son para morirse. Si prefieres sentarte a comer un tagine tradicional marroquí, vístete y dirígete a un restaurante fuera de las murallas de la ciudad, como Bô-Zin, ubicado en una lujosa mansión. 

2. Copenhague, Dinamarca

Allí está el Noma (el de las estrellas Michelin) y riquísimos restaurantes, como Geranium, Relae y Kong Hans Kaelder en los que hay que reservar con meses de antelación. Copenhague es una ciudad que se toma la comida en serio. La nueva cocina nórdica es famosa por su pureza, su frescura, y por los ingredientes crudos (y a veces poco convencionales), así que si vas para allá, ten en cuenta que merece la pena hacer una reserva antes de viajar. 

Eso sí, deja espacio para un smørrebrød o para un perrito caliente orgánico de Pølse Kompagniet. Y marca en el mapa Torvehallerne, ¡es el primer mercado de alimentación de Copenhague! Allí podrás degustar pescado ahumado, queso artesanal y platos de muchos de los restaurantes favoritos de la ciudad. 

3. Penang, Malasia

Penang, y especialmente su capital, George Town, se ha convertido en un imán para los amantes del buen comer debido a la tentadora (muy tentadora…) combinación de platos que ofrece, tradicionales de Malasia, China e India y cocinados con métodos que datan de hace cientos de años. Los puestos de comida ambulante son una cita obligada para probar los platos fritos y variedad de sopas, que incluyen desde cerdo y pato con anís hasta caballa con chile. Busca el legendario char koay teow, hecho de fideos planos de arroz salteados con gambas, berberechos, huevos revueltos, brotes de soja, tiras de pastel de pescado y pasta de chile. En los restaurantes de Little India también podrás encontrar comida saludable de la India de Malasia servida en hojas de plátano. 

4. Lyon, Francia

La gente habla maravillas de París por su romance y la gran variedad de restaurantes que tiene, pero puede ser caro… Y de hecho, es Lyon, la segunda ciudad más grande de Francia, la reconocida internacionalmente como capital gastronómica. La cocina de Lyon se define por su simplicidad, su densidad y su sabor, así que allí incluso una ensalada saludable incluye croutons y un huevo escalfado… muy ligerito como ves. 

Hay muchos restaurantes con estrellas Michelin en esta ciudad, pero si yo fuera tú me iría a un bistró familiar, locales muy típicos y conocidos por su cocina casera, ambiente y decoración. Los vinos de alta calidad proceden de las regiones vecinas de Beaujolais y del Valle del Ródano. Y queda prohibido marcharse sin hacerle una visita a los pintorescos mercados de la ciudad, incluyendo el Quai Saint-Antoine y el Les Halles de Lyon Paul Bocuse. 

5. San Sebastián, España

Podrías pasar una semana en San Sebastián sin comer en un restaurante… ¡Porque allí lo que se lleva son los pintxos! A diferencia de las tapas, que suelen compartirse, aquí cada uno se pide sus pintxos según le apetece, y sorprende por lo elaborados que están: sándwich de calamar, hamburguesa de chipirón o pastel de langosta rosa, son algunas de las micro recetas que podrás encontrar en sus bares, y siempre recién hechos, cumpliendo un estándar gourmet. 

6. Tokio, Japón

El lugar donde probarás el sushi japonés tradicional más inolvidable, ¡Tokio es difícil de superar! ¿Sabías que también es la ciudad que cuenta con más restaurantes de estrella Michelin en el mundo? Los cocineros de Tokio son expertos en la creación de platos espectaculares (gracias a sus “técnicas de mezcla”, transmitidas de generación en generación) y de estilo ultramoderno. 

Desde platos de soba en tiendas de fideos hasta sushi de primera categoría (y mejor precio), encontrarás comida riquísima dondequiera que vayas, hecha de los vegetales más frescos y de temporada. Tienes que probar la especialidad local, el Tonkatsu: una chuleta de cerdo frita crujiente y jugosa, generalmente servida con arroz blanco, repollo rallado, encurtidos y sopa de miso. 

7. Turín, Italia

Los amantes de la comida italiana pueden derretirse con la pizza en Nápoles y disfrutar del jamón serrano en Parma, pero para una experiencia gastronómica inolvidable hay que ir a Turín - o Torino - en el Piamonte, una región con influencias culinarias de Francia, Suiza e Italia. 

Allí la pasta es menos frecuente, pero a cambio descubrirás si te gusta el risotto de trufa, las fondues, las albóndigas de patata o las carnes guisadas con vino fino de Barolo. También algunos de los vinos italianos más célebres se producen en esta zona, incluidos Barolo, Barbaresco y Asti Spumante, así que aprovecha. 

Y el postre, solo decirte que Turín es el hogar de la Gianduja, una riquííííííísima combinación de chocolate y avellana. 

8. Santiago, Chile

¿Alguna vez has probado la cocina chilena? Bueno, pues si te gusta el marisco… estás de enhorabuena. Chile comprende 2.650 millas de costa del Pacífico y vende la recompensa en el Mercado Central de Santiago. A la hora del almuerzo, los chefs sirven ceviche fresco o guisos de pescado (como el caldillo de congrio) en los puestos de comida. Yo recuerdo riquísimas las vieiras guisadas en una salsa tradicional de tomates, chiles y pimienta, y de postre, mmmmmm… no puedes no probar la leche asada o un flan al horno con salsa de caramelo, se me hace la boca agua solo de acordarme. Ah, y apunta: un gran restaurante de comida mapuche indígena tradicional es Silabario. 

9. Nueva Orleans, EE. UU.

Centrado en su fusión de especias criollas, caribeñas y cajún, tiene influencias culinarias de una población con colonizadores franceses, africanos e indios americanos. Digamos que la cocina de Nueva Orleans es un producto “feliz” con herencia multifacética. 

Los platos que debes probar son el gumbo, un guiso de origen de África occidental, y jambalaya, una mezcla picante de cajún o criolla de mariscos, carne, verduras y arroz. Para las ostras a la brasa dirígete a Acme Oyster House y Drago's Seafood Restaurant. Y para terminar, date una vuelta por las pastelerías de autor de Nueva Orleans y prueba el beignet, un dulce que te quita el sentido.

 

¿Y tú? ¿Qué ciudad para foodies nos recomiendas? Comparte tus consejos y cuéntanos cuáles son tus lugares favoritos para salir a comer fuera. Y un momento, si te sientes aunque sea un poquito insegura porque hace poco que has empezado a utilizar nueva dentadura o prótesis dental, échale un vistazo a la sección de Kukident. La vida está para vivirla con confianza, descubrir cosas nuevas, salir y tener aventuras.

 

 

Tal vez te interese:

Deja un comentario *Campo obligatorio
Al hacer clic en Enviar confirmo que he redactado la totalidad de este contenido y acepto los términos y condiciones

LAS PUESTAS DE SOL MÁS BONITAS DEL MUNDO

El atardecer es la “hora mágica”, esa en la que merece la pena parar el tiempo y disfrutar de unos minutos de silencio mientras el cielo y la tierra reflejan colores imposibles. ¿Quieres conocer nuestra lista

TEST: ¿A DÓNDE QUIERES IR DE VACACIONES?

El abanico de viajes y las posibilidades que ofrecen las agencias para elegir destinos son tantas que a veces nos bloqueamos… ¡haz este test y aclárate!

Fairy Ultra

El poder antigrasa que siempre te sorprende