“¿UN CONSEJO?: PROCURA QUE TU HIJO HAGA DEPORTE”

“¿UN CONSEJO?: PROCURA QUE TU HIJO HAGA DEPORTE”

Charlamos con Aurora Vila, madre de Ruth Beitia, que nos cuenta emocionada el orgullo que le producen los logros de sus cinco hijos

Se crió en un campo de atletismo, viendo a sus cuatro hermanos practicar ese deporte. Lo que empezó como un juego ha llevado a Ruth Beitia a lo más alto del atletismo mundial. De estas y de otras muchas cosas hablamos con Aurora Vila, jueza de atletismo y madre de la primera española que ha conquistado un oro olímpico en salto de altura.

¿Qué sentiste cuando Ruth te comunicó que quería dedicarse profesionalmente al atletismo?
Como todos los hermanos y su padre habían sido atletas, no me pilló por sorpresa. Ella era muy buena corriendo y me pareció bien. Llevábamos a entrenar a sus hermanos y ella iba también, todo empezó como un juego. Al principio destacó mucho corriendo cross y cuando tenía diez años Ramón Torralbo, su entrenador, le dijo: “¿Ruth, no te gustaría ir a la pista a hacer otras cosas?” Ella contestó: “bueno”. Y nos pareció bien.
A su entrenador le pareció que lo que mejor iba a hacer Ruth era la altura (salto de altura), pero ella también saltaba vallas, que le encantaba y lo hacía muy bien, y también ha saltado algo de longitud. Pero, definitivamente, lo suyo fue la altura. Y ahí ha seguido.

¿Qué significa para una madre ver cómo su hija compite al máximo nivel deportivo?

Es un orgullo impresionante. Ahora mismo es una profesión, pero primero lo hacía por amor al arte. Hoy es una persona reconocida, pero al principio, de niña, saltaba, jugaba y hacía de todo. Y sentíamos el mismo orgullo antes que ahora.
Yo estoy muy orgullosa de mis hijos, de todos ellos. Todos han hecho deporte.

En los Juegos Olímpicos de Río 2016 Ruth se ha convertido en la primera mujer española en conseguir la medalla de oro en atletismo ¿Cómo has vivido esto?

No he podido ir a verlos, pero desde casa vivimos una emoción y unos nervios impresionantes. El ver que quedaba entre la primera o la segunda fue algo fuera de serie. No se pueden explicar los nervios que tienes y la alegría es inmensa.

Ruth en 2015 se convirtió en la primera atleta española en ganar la IAAF Diamond League. ¿Qué supone este tipo de reconocimiento al esfuerzo y constancia?

Es otro motivo de orgullo. Ella se lo ha currado mucho porque para ganar esa prueba hay que hacer otras pruebas antes y todas las había pasado. Entonces es cuando al final ganó la Diamond. La verdad es que ha tenido un año “súper”.

¿Cuál ha sido el momento más emocionante durante la carrera deportiva de tu hija? ¿Y el más divertido?

El más emocionante no lo sé porque para mí todas las cosas que ha hecho me han parecido geniales y no sé cuál sería el más emocionante. Todo. Y el más divertido tampoco sé porque ella siempre ha sido muy alegre y muy de jugar y pasárselo bien dentro del atletismo. No lo ha hecho como una cosa de sacrificio ha sido algo voluntario. Ruth siempre decía que si la obligábamos a hacer alguna cosa que no le gustara, no lo iba a hacer.

El atletismo lo cogió con mucho gusto, le ha salido bastante bien y los éxitos ahí están. Así que no ha sido para ella un trauma ir a entrenar porque ha ido con todo el amor del mundo. Sigue yendo todos los días a entrenar y si un domingo no tiene nada que hacer también va a entrenar. Es un sacrificio enorme, pero lo hace con gusto.

¿Cómo es Ruth cuando no entrena?

Es igual porque ella al año solamente tiene, como mucho, una semana de vacaciones. Los demás días son todos de entrenamiento. Unos día más fuerte y otros más flojo, pero todos los días tiene que ir a entrenar. Y así desde que tenía 10 años, aunque primero entrenaba jugando.

Cuando salen de entrenar le gusta ir a tomar una caña con el entrenador y con los compañeros de atletismo. Eso es lo más que se sale de lo habitual.

¿Tenéis algún ritual supersticioso para antes de las competiciones?

No. Yo solamente digo: “Dios mío, ayúdala” y ya. Así que no tengo ningún ritual ni nada parecido. En la altura no necesitas más que ser tú porque nada ni nadie te empuja. Si puedes, lo haces y, si no, no hay nada que hacer. No es igual que si juegas en equipo que entre todos ganan o pierden.

¿Qué opinión tienes del Club Mamás de Campeones?

Me parece muy bien. No esperaba que una casa de productos se fuese a acordar de las mamás de los deportistas. La familia es muy importante porque si no te sacrificas un poco para llevar a entrenar a los hijos o para iniciarlos en algún deporte, no son nada. Todo va un poquitín desde la base de la familia en adelante. Evidentemente lo más importante son ellos, pero si tú no los inclinas a esto o a patinaje o a fútbol o a cualquier hobby…

Yo siempre quería estar al tanto de lo que hacían mis hijos para que no se descarriaran. Me ha gustado siempre decirles: “esta es la hora de entrenar, esta la de estudiar, esta la de cenar, esta la de pasárselo bien…” Y que tengan tiempo para todo. Es lo que les he inculcado a todos.

Como madre de una campeona olímpica, ¿qué consejo le darías a otras madres de hijos deportistas?

Que se sigan sacrificando por esos hijos porque, al final, siempre tienes tu recompensa. Es un poco de sacrificio físico y económico. Los viajes cuestan hasta que no tienen un sponsor así que es un sacrificio para los padres. Pero el apoyo es lo máximo que pueden tener.
Luego, cuando tienen éxito, tienen sponsor y les ayudan y les pagan los viajes. Pero primero todo sale de casa y merece la pena. Yo, desde luego, recomiendo a las madres que inculquen a sus hijos el amor por el deporte, el que sea, y que los animen a practicarlo.

¿Cómo te sientes en este momento de tu vida?

Muy bien. Soy una persona mayor, tengo 74 años. Ruth es la más pequeña de 5 hijos, pero me siento bien. Estoy muy contenta y satisfecha porque tengo cinco hijos y todos han hecho atletismo. Y todos han estado bien encarrilados.

¿Cuáles consideras los principales logros de tu vida? ¿De qué estás más orgullosa? ¿Cambiarías algo?

Todos. Mi familia el que más, por supuesto. Mi marido y mis hijos han sido lo mejor de mi vida. No cambiaría nada.

¿Cómo te ves dentro de diez años? ¿Cuáles son tus retos y objetivos?

A esta edad ya no se puede planificar ni decir “voy a hacer esto o lo otro” porque no se sabe si las fuerzas te van a llevar a hacer lo que piensas. Pero, de momento, seguimos con el atletismo porque mi marido y yo somos jueces de atletismo desde hace años y seguimos de momento activos. Es muy bonito, también es sacrificado, pero es muy bonito. Estás con gente joven siempre, con atletas, y es un ambiente que nos gusta.

¿Qué otras mujeres son referentes para ti?

Mi madre, que nos supo encarrilar a los hijos siempre muy bien y fue una mujer muy trabajadora. Para nosotros fue un pilar muy grande. Es lo más importante en la vida. Mi padre también era extraordinario, pero la figura de la madre es la que lucha más por los hijos, pienso yo. No sé si Ruth diría lo mismo de mí, pero yo creo que sí. Me quiere mucho y sabe que aquí tiene todo el cariño del mundo.

 

También te puede interesar:

Tal vez te interese:

Deja un comentario *Campo obligatorio
Confirmo que he escrito el contenido íntegramente y acepto las Condiciones de uso y los Términos de uso

LO MÁS IMPORTANTE ES LA FAMILIA

Hablamos con Emma Rivero, la madre del campeón olímpico Saúl Craviotto.

ALBA NO CAMBIES NUNCA

Hablamos con María Salom, la madre de la Mejor Jugadora Europea de Baloncesto 2014: Alba Torrens.