SI QUIERES UNA CASA LIMPIA, EMPIEZA POR TU PERRO

SI QUIERES UNA CASA LIMPIA, EMPIEZA POR TU PERRO

Una mascota sucia o que huele mal puede convertir tu casa en un sitio poco agradable. Te damos las claves para mantener a tu perro siempre limpio.

Puede que el perro sea el mejor amigo del hombre, pero una mascota sucia sin duda no es amiga de una casa limpia y ordenada. Entre el pelo sucio del perro y sus huellas de barro, puede resultar difícil mantener la casa como quieres. Pero no desesperes: con nuestra guía contra los gérmenes difíciles y estos trucos rápidos de limpieza, se pueden controlar los ‘pequeños’ defectillos de tu dulce perro.

Un baño al mes

Asegúrate de que tu amigo esté bien limpio. El riesgo de coger alguna enfermedad de un perro es muy bajo, pero su pelo puede llevar a casa toda una serie de bacterias, por no mencionar el barro, la suciedad y los olores de fuera. Dale un baño una vez al mes para asegurarte de que la calle no pase a formar parte de tu bonita casa. Sin embargo, no lo laves más a menudo, ya que puedes eliminar los aceites naturales de su pelo. Usa una manopla y un tazón de agua caliente para limpiar puntos aislados si es necesario, o métele las patas en agua para limpiarlas después del paseo.

Una cuestión peluda

Uno de los mayores problemas de tener una mascota es el pelo que sueltan. Algunas razas no mudan el pelaje, pero muchas dejan bolas de pelo por toda la casa. Cepillarle el pelo con regularidad limitará la cantidad de pelo que suelta. También hay que asegurarse de que tengan una cama o manta para dormir y limitar el problema a una sola zona (tendrás que sacudirla y lavarla sola con regularidad). Pasa la aspiradora por la alfombra con un accesorio específico para atrapar los pelos en las superficies difíciles y mantenerlas libres de alérgenos. 

Los accidentes suceden

Las huellas de sus patas llenas de barro, su plato de comida del revés en el suelo, por no mencionar la que se organiza de vez en cuando en el baño.... Cuando ocurra alguno de estos ‘contratiempos’ utiliza un limpiador multiusos para solucionar todos los problemas de limpieza que crea la mascota de la familia.

Ocúpate de los platos

¿Sabías que según un estudio los platos de las mascotas son el cuarto lugar con más gérmenes de la casa? Lávalos todos los días con agua caliente y jabón y asegúrate de desinfectarlos bien una vez a la semana.

Un soplo de aire fresco

Por muy limpia que esté tu mascota, a veces es inevitable que la casa huela a perro. Por eso,añade una dosis extra de fragancia con un difusor Ambi Pur, colocándolo donde más se necesite.

Jugando con gérmenes

Los juguetes de tu mascota pasan continuamente del suelo a su boca, por lo que se convierten en un caldo de cultivo para las bacterias y los microbios. Si son de goma o de plástico, lávalos con agua caliente y jabón y deja que se sequen bien. Los juguetes de cuerda y de peluche normalmente se pueden desinfectar en la lavadora o, si conviene, se pueden mojar y meter en el microondas un minuto.

Tal vez te interese:

Deja un comentario *Campo obligatorio
Confirmo que he escrito el contenido íntegramente y acepto las Condiciones de uso y los Términos de uso

TRUCOS PARA LIMPIAR ZONAS COMPLICADAS

Aquí te dejamos algunas ideas inteligentes para abordar los trabajos de limpieza más complicados y las zonas más difíciles de una forma eficiente y segura.

Y PARA EL CAMBIO DE ESTACIÓN ¡A LIMPIAR SE HA DICHO!

Moviliza a los tuyos y… no dejéis piedra sin remover: Limpiad a fondo la casa, sin concesiones y sin olvidar las superficies delicadas. Tu casa os lo agradecerá...

Ariel 3en1 Pods

Solo una cápsula para una limpieza increíble