EL AMOR ES COSA NUESTRA, TAMBIÉN EN EL CINE

EL AMOR ES COSA NUESTRA, TAMBIÉN EN EL CINE

Desde hace unos años, se multiplican las películas de amor protagonizadas por parejas de +50. Romances llenos de ternura, pasión y complicidad. ¡Como en la vida misma!

¿Qué es antes, el cine o la vida? Los guionistas exprimen creatividad y realidad para construir historias que lleven a las salas a un público cada vez más huidizo. Y, ¿te has fijado? Últimamente se estrenan más películas en las que hombres y mujeres hechos y derechos descubren el amor que soñaron en su juventud. Está claro que flechazos y pasiones no solo forman parte de la vida de treintañeros, ni en la realidad, ni en la ficción.

Estar -o volver a estar- “soltera” a partir de los cincuenta no supone en absoluto renunciar a los placeres del amor. Más bien al contrario. Ahora que te conoces tan bien, sabes mucho mejor lo que quieres y lo que estás dispuesta a ofrecer. Si tienes hijos, ya no son bebés, lo que te permite tener más tiempo libre. A nivel profesional, se suele gozar de una estabilidad que te libera de bastantes preocupaciones. ¿Y qué pasa con el sexo? Está comprobado que quedan energías y ganas para rato. Quizás disminuye la frecuencia de las relaciones, pero aumenta la calidad y la compenetración con la pareja. A esto se suma la tranquilidad de no tener que preocuparse de evitar embarazos. Son muchas las mujeres que vuelven a experimentar pasiones cuasi adolescentes. Y aquí, como dice el refrán, la experiencia también es un grado.

Como decíamos, el cine lo refleja cada vez más. ¿Recuerdas a la refinada y distante escritora Erica Barry -Diane Keaton- en Cuando menos te lo esperas (Nancy Meyers, 2003), haciendo perder la cabeza al novio de su hija? Por cierto, el novio de su hija era otro gran madurito, interpretado por Jack Nicholson. La misma directora montó un triángulo de oro en No es tan fácil (2009), protagonizado por Meryl Streep, Alec Baldwin y Steve Martin.

La mirada del amor (Arie Posin, 2013) cuenta un encuentro casi mágico y una pasión abrumadora entre una viuda, encarnada por Annette Bening, y Ed Harris, en la piel de un hombre que le recuerda mucho mucho a su marido.

Acabo con una historia real y bien cercana, la de mi amiga Susana. Separada y escéptica hasta la médula, a sus 54 años se ha enamorado locamente de un amigo de su hermano, también divorciado, al que conocía desde hacía mucho tiempo sin sospechar que era una auténtica mina de oro. Tras varios encuentros llenos de risas, cine, cenas... se han dado cuenta de que no pueden vivir el uno sin el otro. ¡¡Bravo por ellos!!

Tal vez te interese:

Deja un comentario *Campo obligatorio
Al hacer clic en Enviar confirmo que he redactado la totalidad de este contenido y acepto los términos y condiciones

IDEAS DIY PARA HACER CON FOTOGRAFÍAS. TUS MEJORES RECUERDOS, ¡SIEMPRE CONTIGO!

Haz que tus mejores recuerdos perduren para siempre con estas ideas DIY, ¡te ayudarán a conservar tus fotos de una forma original!

LOS 7 REGALOS QUE MÁS ILUSIÓN LE HACEN A UNA MADRE

Aquí tienes la lista de los regalos “más sentidos”, de los que más ilusión nos hacen y recordamos con más cariño. ¡Puede que te sirvan de inspiración!

Ariel 3en1 Color

Tu colores preferidos durante más tiempo

Fairy Ultra

El poder antigrasa que siempre te sorprende