CENAS IMPROVISADAS, LAS MÁS DISFRUTADAS

responsive

Cuando los amigos se multiplican alrededor de la mesa, todo es más divertido. Improvisa algo rico y fácil y deja la vajilla a Fairy Platinum.

Las que ya tenemos una edad hemos vivido una infancia llena de visitas inesperadas. Solían ser familiares lejanos que llegaban a media tarde y nos pillaban a todos desprevenidos. Siempre me maravillaba cómo mi madre, en un momento, organizaba un café o un té con sandwichitos y una rica caja de galletas surtidas. ¡Qué alegría, merienda especial gracias a la visita de unos primos segundos!

En el ocupado mundo de hoy, en el que todos cerramos agendas como si fuéramos ministros, las visitas inesperadas cada vez se dan menos. Pero hay veces que alguien llega a saludarte sin previo aviso y muy cerca de la hora de cenar. Hace poco me pasó algo parecido: cena de viernes en la que esperábamos para cenar sólo a una pareja de amigos. Aparecieron a la hora acordada, pero con dos parejas de amigos más y sus hijos adolescentes. Donde cenan cuatro cenan cinco, pero diez…

Decidí no alarmarme y pensar qué habría hecho mi madre. Mientras que mi marido les servía un aperitivo en el salón (los frutos secos aplacan mucho el hambre) yo, en la cocina, me puse a cocer huevos en una olla y espaguetis en otra. Con los huevos duros hice una gran ensalada de lechuga, tomate, atún, maíz, aceitunas… y una exquisita vinagreta de hierbas que le dio el toque gourmet. Con los espaguetis, nata, huevo batido y beicon, preparé una gran fuente de pasta carbonara. Un toque de pimienta negra y cebolla frita por encima los hizo inolvidables, especialmente para los voraces adolescentes. Los invitados habían traído helado para todos, que yo complementé con fresas, plátano y kiwi en trocitos.

La cena resultó un éxito total: muchas risas y conversación de la que no me perdí nada. Porque mientras tanto, en la cocina, mi querido Fairy Platinum se encargaba de quitar hasta el último resto de grasa de la vajilla, por difícil que fuera. Ni siquiera me tuve que entretener aclarando los platos. Su increíble cápsula Todo en 1 con líquido y polvo es capaz de acabar hasta con la grasa del filtro*, y se disuelve perfectamente sin dejar restos en el cajetín ni en tu vajilla. Para Fairy Platinum no hay nada imposible. Ni para cocineras experimentadas como nosotras tampoco, por mucha gente que nos aparezca a cenar.

*Contra la cal, utiliza el limpia máquinas de Fairy


Si te ha gustado, también te pude interesar:

Deja un comentario *Campo obligatorio
Confirmo que he escrito el contenido íntegramente y acepto las Condiciones de uso y los Términos de uso

BARBACOA SÍ… PERO GOURMET

Olvídate de las hamburguesas, la panceta y el chorizo… Monta una barbacoa temática llena de color y buen gusto. Tus invitados… alucinarán

SABORES DEL MUNDO EN TU MESA

Sorprende a tus invitados con recetas tradicionales de otros países.