PÉTALOS Y FLORES EN EL PLATO

PÉTALOS Y FLORES EN EL PLATO

En este artículo te contamos cuáles son las flores más utilizadas en la nueva cocina y qué beneficios nos pueden aportar.

¿Sabías que existen cerca de 250 especies de flores comestibles? Hasta hace poco muchas de ellas no se utilizaban demasiado en gastronomía, pero su descubrimiento en la nueva cocina ha sido un golpe de efecto fantástico: dan color, elegancia y nutrientes.

¿Te acuerdas de cómo se dio a conocer la actriz Lucia Bosè? Trabajaba en una famosísima confitería de Milán, aún hoy célebre por sus exquisitas violetas confitadas, capaces de adornar y decorar cualquier dulce y cualquier bandeja de bombones, merengues o galletas. Eran unas pequeñas florecitas violeta, muy aromáticas, reproducidas fielmente con azúcar, pistilos incluidos.

Es cierto que existen cerca de 250 especies de flores comestibles, pero algunas hace miles de años que nos las comemos. Es el caso de especias como el azafrán, el laurel, el tomillo o el romero, o de vegetales como el brócoli, la coliflor, las alcachofas o la lombarda.

De las “nuevas” flores, las más populares en la cocina son las violetas, los pétalos de rosa, la flor de calabacín y calabaza, las caléndulas, los crisantemos, el jazmín, los claveles, azahares, malvas, pensamientos, gladiolos y amapolas.

SU APLICACIÓN EN POSTRES

La rosa es de las flores más usadas. Sus pétalos son ideales para ensaladas, tartas y salsas. Su perfume se utiliza muchísimo para hacer confituras, gelatinas y jarabes que más tarde bañan los bizcochos de las tartas rellenas, mientras que los pétalos "auténticos" nos sirven para decorar rosquillas, babà y charlotas.

La flor de azahar, procedente del naranjo y similar a la de los limoneros, es ideal para hacer sorbetes, cremas y chantillí. Por su parte, el jazmín es más adecuado para infusiones y bebidas, con su persistencia fuerte y muy dulce. 

La flor de lavanda es ideal para preparar natillas o flanes, aunque también queda muy bien con guisos de pollo, arroz o aderezos para ensaladas. Las violetas sirven para elaborar caramelos e infusiones y potencian el sabor de las mermeladas.

SU USO EN PLATOS SALADOS

El crisantemo y el jazmín pueden tomarse como guarnición de pescados. Por su sabor amargo, las caléndulas se usan para aromatizar caldos. Las flores de hierbas aromáticas como el cilantro, la menta, el tomillo, la albahaca, el romero o el ajo, sirven para acompañar ensaladas y verduras.

Claro que pocas flores se cocinan. Las del calabacín y las de la calabaza son una excepción, ya que se toman rellenas, horneadas o fritas. Las flores de calabaza, de sabor delicado y dulzón, son las más habituales en la gastronomía italiana y mejicana, donde se emplean en raviolis y croquetas, así como en tamales, tortitas y sopas.

De cara a las ensaladas, se puede añadir unos de pétalos de girasol, de gladiolo o de capuchina, incluso de tulipán o clavel. Mientras, las violetas son deliciosas para darle un toque especial a la pasta, y los pétalos de dalias y lilas quedan bien con los quesos frescos, al igual que las amapolas.

¡Yo no lo he probado nunca, pero me dicen que los racimos de glicinias fritos son una exquisitez! Son una de mis flores preferidas… me parece un poco mal pensar en ellas en el plato y no en las paredes y emparrados, ¡pero igual por una vez merece la pena probarlas!".

LISTA DE FLORES TÓXICAS

(las que bajo ningún concepto tienes que probar, pero atenta que seguro que se nos ha olvidado alguna…)

Adelfa, azalea, dicentra, hiedra inglesa (Hedera helix), flor del tabaco (Nicotiana), dedalera (Digitalis), dicentra, iris, lantana, lirio o azucena del Valle (Convallaria majalis), aconitum, arveja dulce (Lathyrus).

 

¿Te ha gustado este artículo? ¡Dale “me gusta” o déjanos un comentario! ¿y tú qué flores empleas en la cocina?

 

Tal vez te interese:

Deja un comentario *Campo obligatorio
Al hacer clic en Enviar confirmo que he redactado la totalidad de este contenido y acepto los términos y condiciones
  • Mostrar comentarios

Genial

Luz 14/05/2018

Que interesante. Yo he utilizado petalos de rosas. Pero me encantaria probar las flores de lavanda.

Mi jardin en un plato

Sonja 30/01/2017

Disfruto mucho de mi jardín, tengo varios frutales y muchísimas flores. Jámas se me hubiera ocurrido "comerme" mis maravillosas capuchinas, mis olorosos jazmines o mis coloristas pensamientos, pero prometo probar a partir de ahora. Ya no solo tendré mis rosas, cannas o flor del pato en jarrones, ahora además tendré toda la belleza y frescura de mi jardín... en mis platos.

CÓMO HACER HELADOS CASEROS Y SANOS

¿Quieres poder tomar helados súper ricos y a la vez saludablemente bajos en calorías? ¡Hazlos tú misma! Te contamos cómo.

COCINAR PARA INTOLERANTES AL GLUTEN Y A LA LACTOSA

"Hola, María, oye… te cuento: soy intolerante a la lactosa y celíaco". Miras a tu invitado con cara de impresión y piensas… Y yo, ¿qué hago para cenar?

Fairy Ultra

El poder antigrasa que siempre te sorprende