La primavera ha llegado a casa. ¡A limpiar se ha dicho!

La primavera ha llegado a casa. ¡A limpiar se ha dicho!

Aquí tienes algunos consejos útiles para ahorrar tiempo mientras limpias cada una de las estancias de tu casa. No dejes piedra sin remover: limpia a fondo, sin concesiones. Tu casa te lo agradecerá...

Arregla la nevera

Empecemos por la cocina. Concretamente, por la nevera. ¡Ni te imaginas todo lo que puede acumular! ¿Quién se acuerda de ese hummus que guardaste atrás del todo hace un año? Solo la nevera... Pero que no cunda el pánico, estamos aquí para ayudarte.

Coge una bolsa de basura y tira todas las sobras y la comida mohosa. Después, vacía la nevera por completo y da una buena pasada a cada bandeja y compartimento con Don Limpio Gel Concentrado. Solo tienes que echar un chorrito en un estropajo y frotar. Una vez hecho esto, aclara con un paño húmedo. Vuelve a meter en la nevera todo lo que se encuentre en buen estado y colócalo de forma ordenada. Sabiendo dónde está todo, es más fácil que no dejes nada olvidado. Cierra la puerta y pasa un trapo por la puerta prestando especial atención a la manilla.

Por fin, ¡tu nevera lucirá tan bien como la comida de dentro!

Empieza por la cama A continuación, pasemos al dormitorio. No te limites a lavar las sábanas, ¡lávalo todo! Mete el cubrecolchón, las fundas de almohada, los protectores antialérgicos e incluso las propias almohadas en la lavadora. Algunos tipos de almohadas (si no son de espuma) pueden meterse en la lavadora, pero mira las instrucciones de la etiqueta para asegurarte. Seguro que no podrías vivir lavando solo tu ropa, sin lavarte tú, ¿así que por qué deberían hacerlo tus almohadas? Esta vez, limpia a fondo.

¡Tira los artículos de aseo personal!

Cruza el pasillo y echa un vistazo al baño. Es probable que te preguntes por qué esa botella de tónico lleva un año vacía. Ha pasado al ámbito de los artículos de baño abandonados. Tira todos aquellos productos que lleves un tiempo sin usar. La eficacia de los productos disminuye con el tiempo, y además es muy probable que hayan caducado. Ya que estás tirando cosas, echa un vistazo al cepillo de dientes. ¿Lleva ahí más de tres meses? ¿Están las cerdas desgastadas? Si es así, ¡a la basura! Las limpiezas a fondo tienen que ser despiadadas. ¡A sacudir se ha dicho!

Te damos un consejo para toda la casa: coge todas las alfombras y alfombrillas que tengas. ¡Va siendo hora de sacudir todos esos protectores de suelos! Es probable que acabes un poco frustrado tras esta limpieza. Para acabar con el estrés, saca todas las alfombras y alfombrillas a la calle y sacúdelas bien. Tampoco es mala idea sacudirlas con una escoba para asegurarse de acabar con el polvo.

Si usas alfombras sobre suelos de madera, ¿por qué no echar un vistazo a nuestros trucos para mantenerlos limpios, brillantes y con buen olor?

Por último, haz que la primavera entre en tu casa ¡Cómprate unas cuantas plantas! Pero asegúrate primero de tener macetas bonitas donde ponerlas. Seguro que tienes alguna por ahí... Una vez les hayas encontrado una maceta, pon una en cada habitación. Como complemento a tus flores, ¿por qué no llenar tu casa de fragancias continuamente frescas?

Para un frescor constante, usa un ambientador eléctrico Ambi Pur, que elimina los malos olores y mantiene tu casa fresca, consiguiendo un ambiente acogedor para toda la familia. Usa Ambi Pur Espacios Pequeños en el baño y los pasillos para que tu casa siga oliendo fresca y eliminar malos olores, ayudándote a respirar tranquilo.

¡Ahora sí que habrás dicho adiós al invierno y hola a la primavera!

Tal vez te interese:

Deja un comentario *Campo obligatorio
Al hacer clic en Enviar confirmo que he redactado la totalidad de este contenido y acepto los términos y condiciones

TEST SOLO APTO PARA EXPERTAS EN LA COLADA

¿Experta en la colada? ¡Demuéstralo! Sabes cómo hacer la colada perfecta, los distintos tipos de materiales, trucos y manchas… ¿o no? Con este test lo averiguarás.

La forma de limpiar su lavavajillas

No es nada descabellado pensar que el lavavajillas, lo que usas para lavar tus platos, debería de estar limpio... Pero lo cierto es que ningún rincón de la casa se escapa de necesitar una buena limpieza de vez