CÓMO COMPORTARSE (BIEN) EN REDES SOCIALES

CÓMO COMPORTARSE (BIEN) EN REDES SOCIALES

Con esta guía de buenos usos aprenderás a moverte por las redes sin que nadie se sienta incómodo

Navegar por los complejos protocolos de la vida digital puede resultar difícil, especialmente si las normas parecen cambiar continuamente. Pero hay algo en redes sociales que todos tenemos que aprender para evitar crear ocasiones incómodas para nosotros y los demás. ¡Te lo contamos!

Cuando éramos pequeñas, nuestras madres y abuelas nos animaban a escribir cartas de agradecimiento y a tratar de usted a nuestros mayores, pero actualmente los límites del comportamiento educado no sólo son más difusos, sino que a veces hasta han desaparecido. La llegada de las redes sociales ha creado un nuevo mundo que evoluciona continuamente, y adaptarse es esencial si quieres mantenerte ‘conectada’. Rememorar los buenos tiempos cuando los smartphones no existían no sólo te llevará a sentirte aislada de tus hijos, tus familiares más jóvenes y tus compañeros de trabajo, sino también a menudo de las personas de tu edad. Así que vamos a revisar las normas sociales para publicar en Facebook, hacer comentarios y utilizar el muro de tus amigos. Síguelas y todas las partes implicadas quedarán contentas...

Usa los mensajes privados de Facebook

No gritarías en una sala llena de gente tus planes para quedar con alguien o dónde van a pasar las vacaciones tus nietos, ¿verdad? El resto del mundo no tiene por qué conocer os detalles de una conversación privada, así que utiliza WhatsApp o el servicio de Messenger de Facebook.

Selecciona tus fotos antes de compartirlas

No hay nada más aburrido que un flujo continuo de las fotos de otra persona llenando Facebook. Sé sensata: selecciona unas pocas imágenes que representan bien el escenario que quieres compartir y carga sólo esas. Nunca configures tu teléfono para compartir automáticamente con Facebook.

Piensa bien antes de publicar

Actualmente, muchas empresas utilizan los perfiles de las redes sociales para cribar los candidatos potenciales, así que, si crees que algo no sería adecuado para aparecer en tu CV personal o en el de tus hijos, manténlo fuera de Facebook. Aunque no trabajes actualmente, puede que en el futuro te apetezca reciclarte, hacerte voluntaria o volver a trabajar a tiempo parcial.

No lo olvides: si lo publicas en redes pierdes el control sobre ello

Un post o una foto que crees que sólo verán los amigos más cercanos podría circular mucho más allá si alguien decide compartirlo o etiquetar a otras personas. Si no quieres que todo el mundo lea tus comentarios o vea tus fotos, no los publiques.

Ten cuidado cuando compartas tu opinión

Desde la política hasta la educación de los hijos, pasando por la religión, es muy fácil tener una voz en las redes sociales. Pero esa sensación inicial de liberación al desatar tu punto de vista puede cambiar drásticamente cuando algo le siente mal a alguien o te encuentres en medio de un debate acalorado que requiera atención infinita. Si es algo que no le dirías a alguien a la cara en una cena, es inteligente mantenerlo fuera de Facebook.

No publiques dejándote llevar por las emociones

Si estás enfadada, disgustada o incluso eufóricamente feliz, piénsatelo antes de actualizar tu estado o comentárselo a otros. Cuando las emociones están a flor de piel, la tentación de despotricar, quejarse o incluso compartir la alegría puede causar todo tipo de tensiones sociales. Las emociones extremas también pueden cegarnos ante los matices del lenguaje y cómo pueden interpretar otros las cosas, así que sé sensata y sensible. Al igual que en la vida real, da un paso atrás, tranquilízate y, cuando puedas pensar en el post de forma racional, escríbelo.

No compartas fotos de otras personas sin su permiso

Puede parecerte que no tenga importancia, pero incluso familiares, amigos y compañeros de trabajo que conoces bien pueden tener ideas muy específicas sobre cómo utilizar redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram. Algunos tienen una selección muy cuidada de amigos y otros abren su red a personas que nunca han visto. Algunos comparten sin ningún problema fotos de sus hijos o imágenes de sí mismos disfrutando de una ocasión social. Otros son más cuidadosos con lo que ponen online, especialmente si sus contactos profesionales pueden ver el contenido. En caso de duda, no lo publiques. Puedes mandarles fotos por email.

No hables de asuntos personales en público

Si tienes problemas con alguien de Facebook, no lo muestres en la red. Ya se trate de una discusión entre vecinos, una riña de patio de colegio o un problema con algún amigo, resuélvelo de manera madura, en persona o, en todo caso, lejos de Facebook.

No mandes spam a tus amigos

Si te gusta hacer búsquedas de personajes famosos por Internet, ver vídeos graciosos con animales y memes virales, o jugar en las redes sociales, es cosa tuya, pero no des por sentado que también le guste a tus amigos virtuales. Ten cuidado al aceptar las condiciones de las descargas de aplicaciones de Facebook, ya que algunas te piden acceso a tu lista de amigos. No le darías tu agenda personal a una gran empresa para que inunde a tus contactos con correo basura, así que ten cuidado con las empresas que piden lo mismo en las redes sociales.

 

También te puede interesar:

Tal vez te interese:

Deja un comentario *Campo obligatorio
Confirmo que he escrito el contenido íntegramente y acepto las Condiciones de uso y los Términos de uso

REDECORA TU CASA, PINTEREST TE AYUDA

Crea el hogar de tus sueños. Aquí encontrarás ideas e inspiración.

TARJETAS ELECTRÓNICAS: TODO SOBRE ELLAS

Adáptate a los nuevos tiempos y cambia la forma de contactar con tus seres queridos.

Ariel 3en1 Color

Tu colores preferidos durante más tiempo

Fairy Ultra

El poder antigrasa que siempre te sorprende