PAOLA DOMINGUÍN: “AHORA MI PRIORIDAD SOY YO”

PAOLA DOMINGUÍN: “AHORA MI PRIORIDAD SOY YO”

La actriz y modelo Paola Dominguín nos cuenta en esta entrevista cómo disfruta de lo que ella llama "el renacer de la mujer a los 50".

Hija de actriz (Lucía Bosé) y torero (Luis Miguel Dominguín), y ahijada de artista, pero no de uno cualquiera: su padrino fue Pablo Picasso. Paola Dominguín tenía que estar a la altura de tanta genialidad y lo estuvo. ¿Su mayor logro? Ser feliz y poner el alma en todo lo que ha hecho. Quiso ser bailarina y cantar en un coro, pero su altura le puso algunas trabas para conseguirlo. ¿Qué hizo a cambio? Fue mimo, actriz, modelo, diseñadora y madre (Nicolás Coronado y Alma Villalta). Ahora, con 55 años, vive en Valencia y cada día disfruta de lo que ella llama "el renacer de la mujer a los 50".

Hija de Luis Miguel Dominguín y Lucía Bosé, ahijada de Picasso... ¡qué suerte nacer rodeada de tanta cultura! ¿Cuándo empezaste a ser consciente de que estabas arropada por genios?
Lo que se entiende por genios, eso tardas, porque es un concepto bastante complicado. De lo que sí fui consciente desde muy joven es de que estaba rodeada de gente especial, con un concepto de libertad mucho más grande que el que permitía el régimen.

También sería difícil no orientar tu formación hacia la interpretación o alguna otra faceta artística…
Quise ser bailarina, fue mi gran sueño, pero no me veía como solista. Tampoco encajaba en el coro, era demasiado alta [risas]. Así que hice mis pinitos en el cine y en el teatro, pero a los 40 años decidí apartarme y no volcar mis energías a la espera de una llamada ofreciéndote un papel. Fue entonces cuando me dediqué al diseño. Es mucho más estable para mí y muy creativo, no hay límites ni fronteras.

Estudiaste interpretación mímica. ¿Es fácil expresar sentimientos sin utilizar las palabras?
Estudiar con Marcel Marceau fue un privilegio. Me encanta el silencio porque, como decía él, la musicalidad es interior… Justamente los sentimientos se expresan sin palabras, la alegría es igual en todas las culturas, como el odio, o la vergüenza. El cuerpo no miente, las palabras sí.

¿Cómo viviste de pequeña la profesión de tu madre? ¿Veías sus películas?
Aunque antes no teníamos las facilidades de ahora, como Internet, vídeos… sí que veía algunas. A veces traían las latas del celuloide y un proyector, era todo un montaje. Poníamos sábanas como pantalla y el cine era algo casi mágico. También la vi en el cine, pero me resultaba raro. Era mi madre, pero verla en según qué situaciones…. [risas].

Con tu madre has hecho cine, en la película Brumal trabajabais juntas ¿cómo fue interpretar con ella?
Brumal
era una película de Cristina Andreu y nos lo pasamos muy bien. Bueno, ahora que lo pienso, había una escena muy dura para mí. Yo tenía que acuchillar un retrato de mi madre, en un ataque de ira, e intenté por todos los medios no tocar ningún órgano vital del cuerpo, el cuchillo era tan real... Me dio muy mal rollo.

Dime cuál ha sido una de tus películas fetiche, esa que no te cansas de ver.
Depende del momento. Te vas a reír, pero me encanta la saga de Harry Potter, o las de superhéroes tipo Marvel [risas].

¿Es entonces Harry Potter tu personaje favorito de ficción?
No, es Lara Croft.

También has sido modelo. En aquella época ¿te preocupaba más envejecer que cuando no te dedicabas a ello?
Nunca me ha importado el paso del tiempo. Como tampoco la única verdad verdadera: la muerte. Eso es así, por eso lo mejor es adoptar una filosofía positiva, asumir lo que nos rodea y elegir lo que más nos convenga. Saber que tu sitio está donde te sientes serena, dichosa… y posicionarte ahí. Son palabras como alta y baja, flaca y gorda… ¿cuál es la referencia inicial? ¿el parámetro? Me parece palabrería, bla, bla, bla. Desde que soy niña he visto a la gente mayor que yo envejecer, sé de sobra que eso es así. Me guste o no, yo creo que no hay que pensar en ello. Sobrevivir no es tan fácil ¿cómo no voy a pensar en el paso del tiempo?

¿Cuál ha sido tu mejor cumpleaños de todos los que recuerdas?
Casi recién instalada en la capital del Turia cumplí 50 años y, cómo no, hicimos un paellón para 30 amigos. Era el mes de noviembre, estábamos en el porche, disfrutando del clima mediterráneo y de exquisiteces gastronómicas, hoy una de mis mayores debilidades.

¿Ha habido alguno a partir del cual ya no te apetece más decir qué edad tienes?
¡Qué va! Me encanta decir mi edad, siempre he querido ser mayor, será porque era la pequeña de mi familia. Ahora me hace gracia porque aunque cumpla años siempre seré la pequeña [risas].

Dicen que los 50 son los nuevos 40, ¿te parece cierto?
Los 40 son fantásticos, eres una mujer completa, hecha y derecha. A los 50 socialmente eres invisible, así que te mueves en una dimensión nueva, llena de posibilidades que antes no podías permitirte… Puede ser tu renacer… Me encantan los 50, los amo.

¿Cómo te sientes en relación a cuando tenías 30? ¿Han cambiado tus valores, tus prioridades?
Los valores son algo bastante fijo, no se cambian fácilmente, pero sí las prioridades. Y eso es lo que me ha dado más juego. La gran diferencia: mis hijos, ya adultos, no necesitan que esté encima de ellos. De hecho se van a vivir fuera de casa, con lo cual ya no hay tanto trajín doméstico y tengo tiempo (con mayúsculas) para mí. Ahora mi prioridad soy yo.

¿Cómo ves a los jóvenes de 25? ¿Se parecen a tus amigos de entonces? ¿Crees que tienen diferentes preocupaciones, son más participativos?
Lo único que sé es que no lo tienen fácil. Caos, poca vergüenza, egoísmo, injusticias, violencia… ese es su entorno. Tienen un mundo que cambiar, a ellos les toca, como a anteriores generaciones. Todos somos diferentes e iguales al mismo tiempo; nos cambian las circunstancias, el momento. A veces no vemos la acción en la inacción. Veo que los jóvenes actúan de forma distinta y eso es lo que me da esperanzas. Los patrones que conocemos ya no sirven, hay que renovarse, estamos en sus manos.

Y la maternidad ¿cómo la viviste? ¿Has sido o eres una madre muy protectora?
Ese ha sido mi mejor regalo. Gracias a mis hijos puedo seguir evolucionando y hacerme mejor persona. Les he dedicado todo el tiempo que he podido porque, egoístamente, era con quien mejor estaba. Los niños te colman, te alegran el día y solo tienes que pensar en ellos, son adictivos. Seguro que sí que soy protectora ¿cómo no serlo? ¡Es un instinto natural! Lo que no soy es posesiva, me gusta verles crecer sueltos y también ver cómo se descubren ellos solos. Y después se vuelven tus maestros.

¿Te gusta que tu hijo haya seguido los pasos de su padre como actor?
¡Es a él a quien le tiene que gustar! Yo solo le deseo lo mejor y que disfrute con lo que haga. Pero da seguridad saber que a sus espaldas tiene un buen maestro.

¿Qué te gusta hacer en vacaciones? Eres más familiar, solitaria, de estar con amigos…
Todo eso y más. Lo importante es que las vacaciones sean lo suficientemente largas como para poder hacer de todo [risas]. Hay momentos familiares que son muy valiosos para el alma, momentos de soledad únicos donde te pones a punto y luego están los amigos, que a día de hoy son casi más mi familia

¿Mantienes muy activa tu faceta solidaria?
Soy colaboradora de Acnur, Ayuda en acción, Fundación Padre Ferrer... Pero con la que más vínculo tengo es con la Fundación ANADE, donde colaboro desde 1989. Hemos realizado un montón de actividades relacionadas con el teatro. Ahora también hay cine, artes plásticas, fotografía, narrativa… ¡son súper activos!

Tal vez te interese:

Deja un comentario *Campo obligatorio
Confirmo que he escrito el contenido íntegramente y acepto las Condiciones de uso y los Términos de uso
  • Mostrar comentarios

ADMIRACIÓN

Luz 24/10/2016

Me parece sumamente interesante una mujer que sabe adaptarse a sus condiciones físicas sin amargarse, está claro que no todo el mundo puede triunfar en unas cosas pero sí en otras. Y la veo triunfadora, especialmente, de su propia vida. Me ha gustado mucho.

Mertxe

mertxers 23/04/2016

Es una mujer que siempre me ha gustado, tiene mucha personalidad y la entrevista me ha gustado mucho

AUTENTICIDAD

Rosetta Forner 16/04/2016

me ha encanthado la entrevista. Así es Paola, auténtica, tal cual, y SABIA. Un gran ser humano. He tenido el honor y la alegría de trabajar juntas en un programa, y realmente es un gran ser humano, y la entrevista lo refleja. besos hadados

MAQUILLAJE DE FIESTA, ¡PASO A PASO!

¿Alguna vez has visto un tutorial “paso a paso” para maquillar pieles ya maduras? ¡Nosotras muchos! Y hay una serie de trucos que queremos contarte.

¿EL SECRETO DE UNA PIEL RADIANTE? LA EXFOLIACIÓN

Hay una serie de cuidados que aportan luminosidad tersura en la piel. El más importante es una buena exfoliación. Te contamos por qué

Fairy Ultra

El poder antigrasa que siempre te sorprende