MEJORA TU CIÁTICA CON ESTOS 5 EJERCICIOS

responsive

Los dolores ciáticos pueden llegar a hacerte el día a día insostenible. Pero está demostrado que con algo de ejercicio regular puedes reducir tu malestar. ¡Estos son 5 sencillos ejercicios que te aliviarán y te harán sentir mejor!

El dolor ciático puede ser insoportable y dejarte hecha polvo, por lo que incluso las tareas más simples, como ir de compras, hacer la colada o simplemente sentarte en posición vertical, se vuelven insoportables. Por suerte tenemos una lista de ejercicios que te ayudarán a mejorar.

 

La ciática se produce cuando el nervio ciático que corre desde las caderas hasta los pies se irrita, provocando entumecimiento, hormigueo y dolor en los glúteos y en la parte posterior de las piernas. Sin embargo, la ciática en sí misma no es una enfermedad sino un síntoma de varios problemas potenciales (que además nos puede amargar la existencia…). Porque solo si has sentido este dolor, sabes de lo que hablamos.

 

Después del período de descanso que necesariamente debemos seguir tras sufrir un ataque de ciática, es importante comenzar a moverse, ya que estar parado durante mucho tiempo puede empeorar las cosas. Hay algunos estiramientos suaves que puedes hacer en casa, que te ayudarán a aliviar y mejorar tu movilidad. Siempre sugerimos que consultes primero con un médico o fisioterapeuta para informarte sobre el mejor programa de tratamiento para ti.

 

Para ponértelo más fácil, te dejamos a continuación un vídeo en el que podrás ver el paso a paso de cinco ejercicios sencillos para prevenir y aliviar el dolor ciático, y que puedes hacer fácilmente sin moverte del salón.

 

Consejos para iniciarte:

  • Convierte estos ejercicios en parte de tu rutina semanal y haz de esta sesión de estiramiento un "tiempo especial" para ti.
  • Reserva una zona tranquila de casa con espacio suficiente para una esterilla de yoga.
  • Es importante la actitud, así que te recomendamos sentirte bien, con ropa cómoda y que te haga gustarte, manteniéndola fresca para que el comienzo del día sea inspirador y agradable. Para rel="noopener noreferrer" eso no cabe duda de que tu mejor aliado es Ariel. Verás como el frescor que proporciona a tu ropa hace que empieces el día con otra cara.

 

¡Vamos allá!

1. Posición de la paloma reclinada

  • Ventaja: abre las caderas

Comienza tumbada sobre la espalda. Luego levanta la pierna derecha hacia tu cuerpo y dobla la rodilla hacia afuera, creando un ángulo recto con la cadera. Levanta ahora la pierna izquierda, flexiona la rodilla y colócala detrás del tobillo derecho. Pon tus manos alrededor del muslo izquierdo y tira suavemente hacia ti. Mantén esta postura durante diez segundos y luego repite por el otro lado.

 

2. Postura de la paloma sentada

  • Ventaja: estira la parte inferior de la espalda y los glúteos

Siéntate en el suelo con las piernas estiradas frente a ti y la columna también estirada, creando un ángulo recto con el cuerpo. Dobla la pierna derecha con la rodilla hacia afuera y coloca el tobillo derecho sobre la rodilla izquierda (o sobre el muslo si puedes). Luego inclina el cuerpo hacia adelante y extiende la mano hacia tus pies. Si puedes tocar los pies, sujétalos con las manos, si no, simplemente estírate tanto como puedas. Mantén esta postura durante 10 segundos y luego repite con la otra pierna.

 

3. Rodilla al hombro opuesto

  • Ventaja: alivia la presión en la columna vertebral

Acuéstate de espaldas. Flexiona la pierna derecha y lleva la rodilla al pecho. Aprieta ambas manos alrededor de la rodilla derecha. Desde aquí, tira de la rodilla derecha hacia tu hombro izquierdo. Mantén esta postura durante 10 segundos y repite con el otro lado.

 

4. Estiramiento de la columna sentada

  • Ventaja: alivia la presión en la columna vertebral

Siéntate con las piernas estiradas delante de ti y la columna estirada, creando un ángulo recto con tu cuerpo. Dobla la pierna derecha con la rodilla hacia afuera y coloca el tobillo derecho sobre la rodilla izquierda. Luego gira la parte superior del cuerpo de forma que el codo izquierdo quede en la parte externa de la rodilla derecha. Usa el brazo derecho para mantener el equilibrio detrás de ti y ayudar a que la espalda permanezca recta y erguida. Mantén la posición girada durante 10 segundos y luego repite por el otro lado.

 

5. Pose de la cobra

  • Ventaja: alivia la tensión en los músculos de la espalda

Comienza sentándote sobre tus rodillas, con tu peso descansando sobre los talones. Luego inclina la parte superior del cuerpo hacia adelante y estira los brazos hacia el suelo frente a ti. A partir de ahí, mueve lentamente el peso del cuerpo hacia adelante sobre los brazos y estira las piernas detrás de ti. Presiona los muslos firmemente contra el suelo y arquea la espalda, apuntando la barbilla hacia el techo. Coloca las palmas de las manos firmemente en el suelo frente a ti y utiliza los brazos para sostenerte. Mantén esta postura durante 10-20 segundos.

 

¿Eres de las que sufre el dolor ciático y has encontrado trucos para aliviarlo? Ayuda a otras mujeres como tú compartiendo estos tratamientos y ejercicios, y si tienes alguno que nosotras desconocemos, ¡nos encantará que los escribas abajo en un comentario!

Tal vez te interese:

Deja un comentario *Campo obligatorio
Al hacer clic en Enviar confirmo que he redactado la totalidad de este contenido y acepto los términos y condiciones

AROMAS DE RECUERDOS, UN VIAJE AL PASADO

Cómo la mente enlaza olores a recuerdos es algo que parece incomprensible… ¡pero es cierto! Los olores nos teletransportan a momentos especiales de nuestra vida.

Ariel 3en1 Color

Tu colores preferidos durante más tiempo

Ariel 3en1 Pods

Solo una cápsula para una limpieza increíble