¡S.O.S HUESOS! 9 MANERAS FÁCILES DE CUIDARLOS

¡S.O.S HUESOS! 9 MANERAS FÁCILES DE CUIDARLOS

Nuestros huesos necesitan un poco más de cariño y cuidado a medida que nos vamos haciendo mayores. Descubre formas sencillas de mantenerlos en las mejores condiciones.

Con la edad, la densidad de nuestros huesos disminuye, haciéndolos más débiles y sensibles a enfermedades como la osteoporosis. Pero hay muchas cosas que se pueden hacer para prevenirla, ¡y no es difícil! Solo tenemos que prestar un poco de atención a nuestro cuerpo y seguir estos consejos.

 

Hacerse mayor significa cambios. Cambia nuestra percepción de la vida, de las prioridades, de la forma de pensar… pero también cambia nuestro cuerpo. Y además de lo evidente, cambian nuestros huesos.

 

A medida que alcanzamos la edad de la menopausia, los niveles de estrógeno disminuyen y la densidad ósea también baja. Esto se debe a que el estrógeno es uno de los responsables de ayudar a mantener la fortaleza de nuestros huesos. Las mujeres pueden perder hasta un 20% de densidad ósea después de la menopausia, por lo que el riesgo de osteoporosis y fracturas es mayor.

Si quieres saber más sobre esto, haz clic por aquí más tarde. Si tienes más de 50 años, es el momento ideal para pensar cómo vas a proteger tus huesos para el futuro, así que hemos seleccionado nueve cosas que puedes empezar a hacer ya mismo:

1. Vuélvete más activa

Un estilo de vida activo ayuda a mantener los huesos fuertes y saludables. Se recomienda que los adultos hagan al menos 150 minutos de ejercicio moderado cada semana (tranquila, cada semana, ¡no cada día!). Hazlo con tu deporte favorito o si lo prefieres, caminando a paso ligero dando paseos por el parque. Si te preocupan las pequeñas pérdidas con tanto movimiento y fuera de casa, ¡no hay problema! rel="noopener noreferrer" prueba con las compresas Ausonia Discreet, son hasta un 40% más finas y absorben dos veces más de lo que necesitas para una protección completa.

 

2. No pierdas de vista tu postura

Intenta evitar largos períodos en los que permanezcas sentada. Si no te queda más remedio, ¡haz trampa! Por ejemplo, cambia la altura de tu mesa de trabajo o escritorio por una versión que te permita ajustar la altura para trabajar de pie. Ya existen muchas mesas regulables y te permitirá mantener el flujo de sangre activo en las piernas. ¿Simplemente se te olvida moverte? Configura en el móvil una alarma para que suene después de un cierto período de tiempo en el que sabes que estarás sentada, para que puedas levantarte y estirar un poco las piernas.

 

3. Practica yoga, no es solo una moda

El yoga no solo nos ayuda a relajarnos, sino que también fortalece los músculos, aumenta la flexibilidad y construye huesos fuertes. Para las mujeres con menopausia es especialmente beneficioso, ya que se ha demostrado que reduce bastante los sofocos y ayuda a mejorar el bajo estado rel="noopener noreferrer" de ánimo. Te rel="noopener noreferrer" lo ponemos fácil, pincha aquí y descubre las mejores posturas de yoga para mujeres mayores de 50.

 

4. Haz algo de entrenamiento físico

Los ejercicios de resistencia usando pesas en el gimnasio te ayudarán a aumentar la fortaleza de los huesos. Intenta apuntarte a estas sesiones alrededor de dos veces por semana. Pide al monitor un entrenamiento personalizado.

 

5. Come bien, la alimentación siempre es importante

Una dieta correcta puede hacer que notes una gran diferencia en los huesos después de la menopausia. Intenta consumir al menos cinco porciones de fruta y verdura al día y comer equilibradamente, buscando desde alimentos de lenta liberación de carbohidratos como la avena, hasta las proteínas magras, como el pescado y el pollo.

 

6. ¡No te olvides del calcio!

El calcio es un mineral esencial para el desarrollo óseo. Se puede encontrar en productos lácteos como leche, queso y yogur, así como nueces, semillas y verduras de hoja verde. Intenta introducir al menos una porción de alimentos ricos en calcio al día en tus comidas.

 

7. A tope con la vitamina D

La vitamina D es otro nutriente que es importante para la salud ósea, ya que es quien ayuda al cuerpo a absorber el calcio. Los expertos aconsejan que los adultos incluyan un suplemento de vitamina D en su régimen, especialmente en invierno cuando hay una falta de luz solar (el sol en la piel ayuda a acumular un suministro de vitamina D). Algunos alimentos que te ayudarán son: los pescados azules como el salmón o la caballa, los huevos o los cereales.

 

8. Al aire libre todo lo que puedas

La luz del sol y el aire fresco no solo son buenos para el alma, sino también para nuestros niveles de vitamina D. Intenta tomar el sol todos los días (eso sí, si planeas estar expuesta al sol más de 10 minutos, recuerda proteger tu piel con crema hidratante con protección SPF antes de salir).

 

9. Adiós fumar y menos beber

Fumar y beber alcohol aumentan las posibilidades de contraer osteoporosis. Intenta reducir el consumo de alcohol y definitivamente ve a tu médico si estás luchando para dejar de fumar.

 

Si hay alguna dieta específica o consejos de ejercicios que utilizas para ayudarte a cuidar tus huesos, ¡cuéntanoslo aquí! Nos encantará saberlo.

Tal vez te interese:

Deja un comentario *Campo obligatorio
Al hacer clic en Enviar confirmo que he redactado la totalidad de este contenido y acepto los términos y condiciones

MASAJE FACIAL “PASO A PASO” PARA ANTES DE DORMIR

¿Probamos este masaje facial para antes de dormir? Verás cómo te ayuda a aliviar el estrés y a descansar mejor, ¡sobre todo si lo combinas con ejercicios de relajación!

VITAMINAS Y MINERALES QUE QUERRÁS A LOS 50

Vamos a mejorar la dieta con estos nutrientes que son esenciales para disfrutar de una salud de hierro y hacer que te sientas mejor tanto por dentro como por fuera. ¡Son vitaminas y minerales imprescindibles!