LA PRIMAVERA ES BUENA PARA LA SALUD

LA PRIMAVERA ES BUENA PARA LA SALUD

El cambio de estación una gran noticia. La subida de temperaturas y la llegada de días más luminosos es bueno para ti. Te contamos por qué.

Mañanas más soleadas: más ganas de hacer ejercicio

Seamos sinceras, cuando suena el despertador a las 6 de la mañana en pleno invierno y fuera está oscuro y hace frío lo último que te apetece es saltar de la cama, ponerte las zapatillas e ir al gimnasio, por no hablar de patear las calles con ese frío. Pero, cuando el sol empieza a asomarse por la ventana y existe la posibilidad de que después haga demasiado calor para hacer ejercicio, estás mucho más motivada para salir por la puerta e ir a correr por el parque. Hacer ejercicio al aire libre es mucho mejor que sudar en una cinta de correr, ya que la superficie irregular mejora el equilibrio y también obliga a tu cuerpo a trabajar más duro. Corriendo en exterior durante 30 minutos se queman hasta 100 calorías más que si lo haces en un gimnasio.

Más luz natural: mejor humor

¡La vida sana empieza con el sol! El astro rey nos aporta energía. Cuando estamos en un lugar luminoso, nos sentimos más despiertos, menos cansados y con mucha más energía. Pero la luz del día también ayuda a decirle a nuestro cuerpo cuándo hacer cada cosa. Todo, desde el sistema digestivo hasta las hormonas que nos dicen cuándo dormir, se rigen por unos ritmos, y esos ritmos lo dicta la exposición a la luz natural. En invierno, cuando no hay luz suficiente y nos levantamos antes de amanecer, solemos estar más débiles, por lo que, aunque todo sigue funcionando, estamos un poco descolocadas, como cuando tenemos jet lag. La primavera es el antídoto perfecto contra ese ‘descoloque’ ya que vuelve a sincronizarlo todo.

Días más largos: menos accidentes

Esos días más largos y luminosos no sólo son buenos para que salgamos y hagamos ejercicio: parece ser que también salvan vidas. Según muchos estudios, el aumento de la visibilidad por las mañanas y por las tardes, resultado de esos días más largos, supone un descenso de los accidentes y las muertes en las carreteras. ¡Eso necesariamente tiene que ser bueno para la salud… ¡En primavera y siempre!

Más sol: más vitamina D

El cuerpo necesita la luz del sol para fomentar la producción de vitamina D. ¿Por qué? Antiguamente se creía que la vitamina D sólo era necesaria para tener unos dientes y unos huesos sanos, pero cada vez es más evidente que desempeña un papel mucho más amplio en el cuerpo, desde la regulación del crecimiento celular hasta la reducción de la inflamación y el apoyo al sistema inmunitario. En vista de estos beneficios, se cree que podría ser importante para protegerse de enfermedades como el cáncer, las enfermedades cardiovasculares y la esclerosis múltiple.

Menús de primavera más ligeros: dieta más saludable

Durante los meses fríos y grises de invierno somos más propensas a tomar platos contundentes, a dejar de lado las ensaladas en favor de tartas, guisos grasos y tostadas cubiertas de mantequilla. Todo muy reconfortante, sí, pero no muy recomendable para mantener la línea, ni para la salud en general. Sin embargo, a medida que se alargan los días, es mucho más fácil alejarnos de los dulces y las grasas y apostar por comidas más ligeras de temporada, por recetas sanas con ingredientes como espinacas, verduras de primavera, berros y pimientos.

Tiempo más cálido: mejor piel

El invierno hace estragos en la piel. Las temperaturas bajas, el viento cortante y la calefacción pueden dejarla agrietada, sin luz y deshidratada. Probablemente has estado intentando combatir esos daños con cremas pesadas y grasas que pueden favorecer la aparición de granos. Ha llegado el momento de desecharlas ya que, con el aumento de la temperaturas, también sube la cantidad de humedad en el aire, lo que favorece que la pien esté más hidratada. Eso significa que puedes pasar a una crema con textura más ligera. Asegúrate de que tu hidratante tenga protección solar ya que, aunque el sol te siente bien, puede causar daños graves en la piel, así que protégela para mantenerla sana y joven durante más tiempo.

También te puede interesar:

Tal vez te interese:

Deja un comentario *Campo obligatorio
Confirmo que he escrito el contenido íntegramente y acepto las Condiciones de uso y los Términos de uso

PIEL LUMINOSA Y SIN MANCHAS TODO EL OTOÑO

Un tono saludable, suave y bonito nos sube los niveles de confianza, con la piel besada por el sol nos vemos más guapas, más sanas. Hoy te contamos cómo presumir de piel bonita también en otoño, sin tanto sol,

UNA POSTURA DE YOGA PARA CADA SÍNTOMA DE LA MENOPAUSIA

Desde los sofocos a las noches sin dormir, algunas posturas de yoga pueden mejorar cualquier molestia provocada por la menopausia. Sigue leyendo, apúntatelas y pongámonos manos a la obra.

Ausonia Discreet Normal

Haz lo que más te gusta sin ningún límite.