LA JARDINERÍA, UNA BUENA RECETA ANTI-ESTRÉS.

LA JARDINERÍA, UNA BUENA RECETA ANTI-ESTRÉS.

¿Se te dan bien las plantas? No importa, siempre sienta bien.

La jardinería como terapia anti-estrés y pro-alegría es una de las tendencias de este nuevo siglo, sobre todo para quien vive en las grandes ciudades y está sometido a la contaminación y a una vida sin duda “estresante” y un poquito “depre”. Yo no se si lo hago como terapia o porque heredé “las manos” de mi abuela con las plantas, pero en casa tengo más de 50 macetas (unas más grandes que otras) y la verdad es que cuidarlas me hace inmensamente feliz: nunca imaginé que un brote nuevo o unas flores inesperadas pudieran alegrar tanto un corazón. 

Cuidar las plantas alegra el corazón

Objetivamente, ocuparse de un trozo de tierra en el jardín, la terraza, el balcón o en varias macetas de interior, es, de alguna manera, una forma de meditación y nos sirve para renovar energías. Dar vida vegetal y ayudarla a crecer nos hace sentir bien, ya que centramos nuestros esfuerzos en algo productivo y a la vez desconectamos la mente de lo demás, de los problemas, de la tristeza. 

 

De hecho, no lo dice Victoria, ¡esto está en boca de todos! Ya en el siglo XIX Benjamin Rush, considerado el padre de la psiquiatría americana, declaró que cuidar plantas tenía un efecto curativo en las personas con problemas de tipo nervioso y mental. Y actualmente numerosas investigaciones sobre el tema han demostrado que tener una relación directa con la naturaleza ayuda a reducir el estrés e incluso la depresión.

 

Beneficios reales de la jardinería

(Y entendamos por jardinería el tratamiento de un jardín o de las macetas de casa)

  1. Mejora tu satisfacción con la vida, y es que es difícil no disfrutar de la vida cuando estás rodeado de verde y flores. 
  2. Disminuye el riesgo de osteoporosis, probablemente esto tiene que ver con el hecho de que la jardinería es algo parecido a un entrenamiento con pesas, entre arrancar malas hierbas, cavar hoyos, cargar cosas un poco pesadas (tierra, macetas)… al final se hace ejercicio.
  3. Mejora la salud cerebral. Personas con demencia y ansiedad han logrado calmar su agitación, llegando a tener mejores patrones de sueño y más calidad de descanso.
  4. Alivia la tensión, la depresión y el estrés. La vista, los olores, y sonidos de un jardín promueven la relajación y reducen el estrés, #esoesasí.
  5. Una mejor y más deliciosa nutrición. Si tienes un huerto, árboles frutales o un jardín de plantas aromáticas lo notarás. Las frutas y verduras que haces crecer tú mismo son la comida más fresca que puedes conseguir.

“A mí es que las plantas se me dan muy mal”

No querida, seguro que no tan mal. Yo maté a las primeras tres que compré, no me sobrevive ni una flor de pascua y alguna otra se me muere de vez en cuando, pero sé que se me dan de maravilla. Así que si estás convencida de ser un desastre con las plantas, date otra oportunidad: las plantas y las flores, si se miman, pueden dar grandes satisfacciones, y eso no quiere decir que todas vayan a sobrevivir, la naturaleza hace su selección incluso en nuestras casas.

 

Trabajo con las manos 

Cultivar la tierra, ensuciarse las manos, plantar y sembrar son actividades que nos reconcilian con la vida: el trabajo manual en contacto directo con la naturaleza ayuda a encontrar alivio ante los problemas, ¿no lo sabías?

Así que no pierdas tiempo y

  • Cómprate unas semillas de plantas aromáticas y siémbralas tú misma.
  • Si tienes amigas con la misma pasión podéis intercambiar esquejes y hacer que vuestro jardín crezca sin gastar dinero. Primero los metes en agua hasta que salgan raíces y luego los plantas.
  • No te disgustes si se te muere alguna planta de floristería. Es lógico que al cambiar de ambiente drásticamente se pierdan si no son muy fuertes.
  • Los cactus viven bien, prueba a hacer terrarios en bolas o jarrones de cristal, pero riégalos lo justo.
  • Es mejor que una planta pase un poco de sed a que la ahogues.
  • Pulveriza agua por encima de sus hojas, les gusta y ahuyenta a los ácaros.
  • Ante una plaga: foto y a la floristería para hacer un diagnóstico profesional (un secreto: si es largo y parece una lombriz pero cuando lo tocas se hace una espiral, es un ciempiés y hay que matarlo, sea del color que sea, palabra de experta). 

¿Te ha gustado este artículo? ¡Esperamos que sí! Dale “like” o déjanos un comentario.

 

 

 

 

Tal vez te interese:

Deja un comentario *Campo obligatorio
Al hacer clic en Enviar confirmo que he redactado la totalidad de este contenido y acepto los términos y condiciones
  • Mostrar comentarios

Plantas

TRINIDAD 16/06/2018

TRINIDAD Hola Me encantan las macetas ademas es bonito sembrar y ver como florecen tus plantas me relaja mucho es mi mejor medicina

Las maravillosas plantas

Cinta 15/06/2018

Hola! Estoy totalmente de acuerdo con el efecto beneficioso de cuidar plantas, yo lo he comprobado por mi misma y relaja muchísimo, dándote muchas satisfacciones. La naturaleza es la mejor medicina... Un saludo!

APROVECHA LAS OCASIONES Y CAE EN LAS TENTACIONES

La vida es un tren que pasa una vez y no vuelve. Si te surge la ocasión de disfrutar, no te quedes parada en la estación, viendo cómo se te escapa.