RUTINA ANTI-EDAD PARA VERANO: ADAPTA TU PIEL AL CALOR

RUTINA ANTI-EDAD PARA VERANO: ADAPTA TU PIEL AL CALOR

Ya tienes una rutina para el cuidado de la piel que te funciona. Entonces… ¿por qué cambiarla según la estación? ¡Te lo contamos!

Igual que cambian las estaciones, también deberías cambiar tu rutina de cuidado de la piel. En verano, el ambiente se vuelve mucho más caluroso, y el sol y los días en la playa traen con ellos nuevos desafíos para la piel. Es posible que ya tengas una rutina de cuidado de la piel establecida y que sabes que funciona, así como tus productos anti-envejecimiento favoritos y de confianza, pero la exposición al sol, los poros bloqueados por el sudor y la piel grasa provocada por el cambio de las temperaturas necesitan una atención especial. Incluso la rutina más perfecta puede mejorar con alguna pequeña adaptación, que te asegurará una piel sana, brillante y bonita durante todo el verano.

Todo se vuelve más ligero

Con la llegada del calor pasamos a ropa más ligera y fresca. Lo mismo debe ocurrir con el cuidado de tu piel. Las cremas de noche y los aceites hidratantes que tan bien combaten la sequedad de la piel en invierno, son demasiado pesadas para el verano, en el que la producción de grasa en tu piel aumenta. No renuncies, sin embargo, a los rituales de baño por la noche, simplemente cambia los productos que utilizas en invierno por versiones más ligeras. Cambia los aceites faciales por sérum nutritivos, y cremas compactas por hidratantes más ligeras. Prueba con Olay Total Effects Hidratante anti-envejecimiento Featherweight, combate los signos del envejecimiento con un toque ligero como las plumas. Se absorbe rápidamente y deja una sensación de la piel libre que le permite respirar, sea cual sea la temperatura.

Sí a la exfoliación (pero no demasiado)

El sol nos da la vida, ilumina y nos da calor… pero también nos hace sudar, nos expone a más suciedad y finalmente termina con el bloqueo de los poros. La tentación que tenemos para limpiarnos es frotar impetuosamente y a conciencia la piel. Aunque la exfoliación ayuda a eliminar las células muertas de la piel y las impurezas (permitiendo al mismo tiempo que la crema hidratante se absorba más fácilmente), la piel madura es más seca y se renueva a un ritmo más lento, por lo que no se debe exagerar con la dureza de la limpieza. Intenta exfoliar la piel una vez a la semana con un exfoliante casero suave para mantener la cara fresca sin provocar daños. Mezcla azúcar, aceite de coco y la ralladura de un limón para un tratamiento casero refrescante y reparador.

Cuidado con el sol

Puedes ser de las que les encante la piel bronceada del verano, pero también eres lo suficientemente sabia y consciente como para saber lo dañinos que pueden ser los rayos solares. De hecho, la exposición tanto a los rayos UVA como a los UVB es una de las principales causas del envejecimiento prematuro que conduce a la aparición de arrugas y a la híper pigmentación. Afortunadamente, el daño solar es una de las causas más fácilmente evitables del envejecimiento, y todo comienza con algo tan sencillo como el uso de un buen factor de protección. A nosotras nos gusta Olay Regenerist Día 3 Áreas con SPF30, porque así nos aseguramos de estar protegidas de los efectos del envejecimiento causado por el daño solar todos los días.

Sacia tu sed

Junto con algún helado que otro, lo que tu cuerpo realmente necesita durante los días de calor es un montón de agua. Al igual que todos los órganos del cuerpo, la piel se beneficia de la hidratación con agua. Ayuda a reemplazar los valiosos minerales y nutrientes perdidos cuando se suda, y es vital para el rejuvenecimiento celular, que previene la aparición de líneas en la cara y arrugas. Es muy fácil que la piel se vaya deshidratando y se vuelve más pálida, por lo que debes asegurarte de beber agua a lo largo del día todo lo que puedas.

Fundamentos básicos de maquillaje en verano

El calor hará que una base de maquillaje pesada se vaya y no quede fija, y el exceso de maquillaje además puede conducir a uno poros bloqueados. En su lugar, cambia tu base de cobertura completa habitual por una crema hidratante más ligera o crema de BB con color para una apariencia más natural. Cuando llegue la hora de ir a la playa, olvídate de ponerte cualquier maquillaje, con sólo un toque de corrector, si es que realmente lo necesitas (y la crema hidratante SPF, por supuesto) es más que suficiente.

Combate el enrojecimiento

Si normalmente tienes que luchar con una cara enrojecida, es necesario abordar el problema rápidamente, ya que tanta limpieza continua en verano, al final puede llevarte a dilatar los capilares permanentemente. El enrojecimiento está causado por sangre que corre por la superficie de la piel, por eso lo primero que debemos hacer es enfriarla. Una ducha fría de tres minutos (no más, ya que si no podrías eliminar los aceites naturales) o una crema humedecida en agua helada, consiguen reducir el enrojecimiento. Puedes mantener en la nevera un bote de agua termal facial para refrescarte de vez en cuando, o si no también una toalla mojada en agua helada para un enfriamiento exprés.

Para más consejos de cuidado de la piel y consejos para un verano más saludable del que disfrutar, descubre los consejos e ideas que te trae Olay. Nos encantaría escuchar tus consejos de cuidado de verano. Por favor, ¡compártelos con nosotras!

Tal vez te interese:

Deja un comentario *Campo obligatorio
Confirmo que he escrito el contenido íntegramente y acepto las Condiciones de uso y los Términos de uso

8 IMPRESCINDIBLES DE BELLEZA PARA ESTE VERANO

Productos de belleza para estar (aún más) guapa este verano. ¡Hemos preparado una lista irresistible!

HASTA LUEGO OJERAS, ¡BIENVENIDA MIRADA JOVEN!

Si tienes ojeras ya sabrás que hay varios motivos por los que aparecen, ¡para cuidarlas y reducirlas sigue leyendo!