BAYAS Y SEMILLAS SALUDABLES

BAYAS Y SEMILLAS SALUDABLES

La naturaleza siempre nos ayuda, de formas sorprendentes.

Antes que nada, quiero decir que no soy una fanática de la medicina alternativa ni estoy obsesionada por lo natural a toda costa. Depende de cada caso… Sin embargo, creo que muchas veces lo que nos da la naturaleza puede servir de mucho. Además, no lo digo solo yo: los chinos, por ejemplo, para las molestias y las enfermedades de cualquier tipo utilizan exclusivamente remedios naturales, extraídos de plantas y combinados según criterios muy precisos.

Uno de los más conocidos para nosotros es el ginseng o, mejor dicho, la raíz de ginseng, que se utiliza desde hace siglos para mejorar el rendimiento físico y mental y por sus propiedades tónicas y estimulantes en general.
Documentándome un poco, he descubierto también que al ginseng se le atribuye la capacidad de estimular el sistema inmunitario y de retrasar el envejecimiento, gracias a su acción antioxidante.

A propósito de antioxidantes, mi amiga Paola, que es fanática de los remedios naturales, para convencerme a empezar a autotratarme de esta forma, me ha contado una historia, sobre un pozo de agua que había cerca de un templo budista en el Tíbet. Durante la dinastía Tang (en torno al 800 d. C.), este pozo estaba rodeado de plantas de Goji. Los habitantes del lugar que iban al templo a rezar bebían el agua de este pozo.
Disfrutaban todos de excelente salud: incluso a los 80 años de edad, no tenían canas y no habían perdido ni un diente. Las bayas de Goji que había alrededor del pozo caían al agua y hacían que se volviera mágica. He querido creérmelo, entre otras cosas porque no es la única que habla de las bayas de Goji.
Sé de mucha gente que las toma para desayunar. También sobre este tema me he documentado: son conocidas desde hace miles de años y constituyen un elemento esencial en la medicina china. Se utilizan para tratar una gran variedad de molestias y se consideran un superalimento antioxidante gracias a sus propiedades antienvejecimiento. Además, refuerzan las defensas inmunitarias, porque son ricas en minerales, hierro y vitaminas C, E y del grupo B. Basta consumir 10-15 gramos al día. No he resistido la tentación de probarlas y tengo que decir que están ricas, saben a una mezcla entre arándano y frambuesa. ¿Viviré hasta los 100 años?

Tal vez te interese:

Deja un comentario *Campo obligatorio
Confirmo que he escrito el contenido íntegramente y acepto las Condiciones de uso y los Términos de uso
  • Mostrar comentarios

Me encantan

Victoriana 16/10/2015

Me encantan los frutos y bayas rojas , creo que nos aportan nutrientes que nos vienen muy bien

SERÁ VERDAD QUE EN OTOÑO EL PELO...

Aclaramos las verdades y las falsas creencias sobre nuestro cabello, a la vez que descubrimos cómo cuidar la melena durante esta estación. ¿Preparada?

CÓMO PROTEGER TU SONRISA EN ÉPOCA DE FIESTAS

Te revelamos los alimentos típicos navideños que dañan los dientes, para que puedas proteger tu boca y cuidar de tu sonrisa más que nunca en Navidad.