¡NO ME GUSTA CÓMO MI HIJA EDUCA A SUS HIJOS!

¡NO ME GUSTA CÓMO MI HIJA EDUCA A SUS HIJOS!

No entiendes la forma en que tu hija cría a tus nietos. Te ofrecemos algunos consejos diplomáticos que pueden serte útiles… si quieres evitar discusiones.

¿Crees que tu hija es demasiado blanda con sus hijos (tus nietos)? Te ofrecemos algunos consejos de expertos para afrontarlo...

¿Te suena de algo? Estás loca por tu nieto de tres años y te encata hacer actividades con él. Es dulce y cariñoso... pero también puede ser un pequeño terremoto. A menudo tiene rabietas, es caprichoso con la comida y es muy cabezota. Si lo miras en su conjunto, te parece que su madre (tu hija) es demasiado blanda con él. Cede siempre a sus caprichos, casi nunca se enfada con él, le mima con regalos y organiza su vida en función de la del niño, y no al revés.

 

¿Deberías ofrecerle consejo a tu hija?

No te parece que este estilo de educación funcione. Sí, los niños tienen que vivir rodeados de cariño, pero también necesitan límites. Podría ser más dura, castigarle cuando no se porta bien o no come y enseñarle que ciertos comportamientos son inaceptables.

Hablamos con Jane Evans, asesora de paternidad y problemas de ansiedad, para pedirle consejo:

“Ser abuela te convierte en una persona muy importante en la vida de un niño”, afirma Jane. “Pero deja de lado por un momento tus preocupaciones y tus puntos de vista y ponte en el lugar de tu hija. Recuerda cuando era pequeña y tú la estabas educando a ella, intentando que funcionara todo y hacerlo bien, pero a veces dudando y sintiéndote un poco perdida. ¡Criar a un niño de ninguna manera podría definirse como fácil!”

 

Ponte al día en las formas de educación actuales

“Nada es como antes, así que leer un poco sobre las prácticas actuales de educación de los niños podría ayudarte a entender por qué tu hija hace las cosas de otra manera”, recomienda Jane. Los niños pequeños aún están desarrollando el cerebro y el sistema nervioso y no han adquirido todas las competencias sociales que los adultos damos por sentadas. Se agobian fácilmente y hacen mal las cosas cuando están aprendiendo. En vez de castigarlos, según la neurociencia y otras investigaciones recientes, educar a los niños relacionándonos emocionalmente con ellos y con calma les ayudará a aprender todo lo que necesitan saber para convertirse en adultos extraordinarios”.

 

Apoya a tu hija en su papel como madre

Y, por último: “Ya sé que es difícil -afirma Jane- pero intenta contener las críticas sobre lo que está haciendo tu hija o puedes poner en riesgo una de las relaciones más importantes de tu vida. En vez de eso, si te parece que está cansada, apóyala desde el punto de vista emocional y práctico. Haz la compra, plancha un poco, cuida al niño... y, lo más importante, en vez de aconsejar, escucha. Tú encontraste tu camino en el laberinto de la maternidad y, con tu cariño y tu ayuda, tu hija también lo hará”. A veces lo mejor que puedes hacer es estar ahí apoyándola.

 

También te puede interesar:

Deja un comentario *Campo obligatorio
Confirmo que he escrito el contenido íntegramente y acepto las Condiciones de uso y los Términos de uso

Haz con tus nietos preciosos regalos de Navidad

Disfruta con tus nietos y pon en práctica las ideas de manualidades de Victoria. ¡El Do It Yourself está de moda!

ESTE AÑO PAPÁ NOEL SÍ ACERTARÁ CON TU REGALO

Te decimos cómo darle las mejores pistas a Santa Claus para que no se equivoque nunca más.