5 MITOS SOBRE LA INCONTINENCIA URINARIA

5 MITOS SOBRE LA INCONTINENCIA URINARIA

Derribamos algunos mitos sobre la incontinencia y te llevamos por el buen camino para un tratamiento sano.

Hablar sobre las pérdidas de orina puede ser difícil. Por eso sigue habiendo tantos conceptos incorrectos sobre este tema. Aquí derribamos los mitos más frecuentes.

Mito 1. Sólo la sufren las ancianas
Aunque el riesgo de tener pérdidas de orina aumenta con la edad, cualquier mujer puede sufrirlo en diferentes etapas de su vida. De hecho, las pérdidas de orina afecta a 1 de cada 3 mujeres de más de 18 años. Las mujeres jóvenes, por ejemplo, pueden padecerlas tras la maternidad, ya que el embarazo y el parto afectan a las estructuras de sujeción del suelo pélvico. Igualmente, las mujeres de media edad pueden sufrir incontinencia al principio de la menopausia debido a una fuerte caída de los niveles de estrógenos. También hay problemas médicos, como la obesidad, que provocan síntomas de incontinencia urinaria a diferentes edades.

Mito 2. Es una enfermedad independiente
La incontinencia urinaria puede ser síntoma de un problema médico como el prolapso, o de una enfermedad que afecte a la vejiga o a la producción de orina. Por eso es tan importante hablarlo con tu médico, para asegurarte de que las pérdidas de orina no sean señal de un problema de salud mayor.

Mito 3. Ya no puedes disfrutar de la vida
No tienes por qué dejar que las pérdidas te impidan seguir con tus actividades diarias o con tu vida social. Aunque pueda parecerte que tu vejiga esté fuera de control, recuerda que lo puedes solucionar. Además de usar los productos de Ausonia Discreet para las pérdidas de orina, puedes reforzar los músculos del suelo pélvico haciendo todos los días ejercicios específicos, puedes descargarlos aquí. Si los síntomas persisten, tu médico puede ayudarte a encontrar la fuente del problema o mandarte a un fisioterapeuta especializado.

Mito 4: Si tienes pérdidas de orina deberías beber lo menos posible
No hay que evitar beber para reducir las ganas de ir al baño. ¡Hay que hidratarse! Beber mucha agua puede aumentar la frecuencia y las ganas de orinar, pero no consumir el agua suficiente puede hacer que la orina sea más concentrada, lo que puede aumentar las posibilidades de irritación de vejiga y de incontinencia. Y, además, beber agua puede ayudar a reducir el olor. Acostúmbrate a beber agua entre las comidas y a no beber nada dos horas antes de irte a dormir. Si a menudo tienes ganas de ir al baño, intenta evitar la cafeína, los zumos de cítricos, el alcohol y las bebidas con gas.

Mito 5. Todo el mundo se enterará de que llevas una compresa
¡Eso es mentira! Piensa en los productos para la incontinencia como en las compresas menstruales. Las has llevado toda tu vida y nadie se ha dado cuenta, ¿no? Es cuestión de probar varios productos y dar con el que más se adapte a ti.

Ausonia Discreet quiere que vuelvas a tener confianza en ti misma y que te sientas femenina a pesar de las pérdidas. Por eso ha desarrollado toda una línea de productos para la incontinencia. Para las pérdidas ligeras, puedes elegir los protegeslips Ausonia Discreet. Para una mayor cobertura, prueba las compresas Ausonia Discreet, son un 40% más finas pero absorben hasta el doble de lo que necesitas. Y, para la máxima protección, prueba las braguitas Ausonia Discreet, con su núcleo absorbente de triple capa que ofrecen la mayor protección contra las pérdidas. La comodidad está garantizada por un diseño que se adapta totalmente a la forma de tu cuerpo.
Cada producto está diseñado para ofrecerte confort y protección, con más capacidad de absorción que la que necesita la mayoría de las mujeres. Y también ayudan a neutralizar los olores. Busca el producto de Ausonia Discreet que más se adapta a ti y empieza a vivir de nuevo quitándole importancia a las pérdidas de orina.

 

La verdad sobre la incontinencia urinaria

Hay una verdad que no deberías olvidar: no tienes por qué sufrir en silencio las pérdidas de orina. Se puede curar, tratar o, al menos, gestionar mejor. Así que habla con tu médico sobre qué puede causar tus problemas urinarios para encontrar la mejor solución.

Los consejos sobre el cuidado de las pérdidas de orina, de la médica de familia Sarah Jarvis:

  • HABLAR ES BUENO
    Habla con alguien sobre cómo te sientes. Si te da demasiada vergüenza hablar con un ser querido, pide cita con tu médico de familia.
  • HAZ UN PROGRAMA
    Habla con tu médico sobre un programa diario para mejorar la capacidad de tu vejiga. Recuerda: cada vez que vayas al baño vacía bien la vejiga.
  • ADIÓS AL ALCOHOL
    Si uno de tus síntomas es la necesidad urgente de ir al baño, intenta limitar los cafés, los tés y las bebidas con gas una o dos semanas y ver si ayuda.
  • RELAJACIÓN REGULAR
    Si sufres ansiedad y preocupación por tener la vejiga sensible, la relajación mental te puede ayudar mucho. Intenta preocuparte demasiado. Incluye actividades agradables en tu vida diaria, como quedar con amigas, ir al cine o salir de paseo.

También te puede interesar:

Deja un comentario *Campo obligatorio
Confirmo que he escrito el contenido íntegramente y acepto las Condiciones de uso y los Términos de uso

ESTE AÑO PAPÁ NOEL SÍ ACERTARÁ CON TU REGALO

Te decimos cómo darle las mejores pistas a Santa Claus para que no se equivoque nunca más.

¿ELLOS SON MÁS QUEJICAS?

¿De verdad los hombres sufren más que las mujeres cuando se cogen un refriado? Examinemos los hechos con ayuda de expertos.