AGOSTO ES UN BUEN MES PARA RENOVAR TU HOGAR

AGOSTO ES UN BUEN MES PARA RENOVAR TU HOGAR

Muchos expertos coinciden en que agosto es el mejor momento del año para una reforma. Aquí tienes seis motivos que respaldan esta idea.

Cuando surgen planes para reformar la casa, independientemente de su magnitud, puede ser difícil encontrar ‘el momento perfecto’ para ponerse manos a la obra. Con toda la planificación y la organización que se necesita, además de la posibilidad de tener que vaciar la casa unas semanas (si es una reforma importante), a menudo lo mejor parece posponerlo todo. Pero, ¿has pensado en planificar el proyecto para el mes de agosto?

Muchos expertos coinciden en que es el mejor momento del año para una renovación, sobre todo porque es más fácil que haga buen tiempo y que se tengan vacaciones. Sin embargo, las ventajas de hacer reformas a finales de verano no acaban ahí. Ofrecemos seis razones por las que programar tu proyecto para agosto podría ser muy ventajoso.

  1. El buen tiempo está casi asegurado
    Desde las obras de pintura hasta las de construcción o techado, todas van más rápido con buen tiempo. Aunque tu proyecto sea completamente de interior, el buen tiempo siempre supone que meter y sacar materiales de la casa resulta más fácil y también que puedes pasar el día fuera de casa para dejar que los obreros sigan con el trabajo. Y sobre todo que la pintura secará antes.

  2. Vacaciones
    Si tienes que hacer obras importantes en casa, programarlas para cuando estés de vacaciones puede ser una gran idea. Deja encargado de la supervisión a un familiar o a un (buen) amigo y así los obreros trabajarán sin interrupciones.

  3. Cambio de casa
    Si tienes que mudarte de casa mientras duran las obras, es más fácil que los amigos o los familiares estén fuera de vacaciones. Si les parece bien, puedes irte a vivir a su casa sin causarles ningún problema. Incluso puede que te agradezcan que haya alguien en su casa mientras están fuera.

  4. Disponibilidad de los obreros
    Si no se trata de un trabajo que hagas por tu cuenta, necesitarás un equipo fiable de profesionales, y agosto puede ser un mes tranquilo en la industria de la construcción y las reformas. Eso significa la posibilidad de tener más donde elegir y que tengan más tiempo para dedicar a tu proyecto.

  5. Septiembre como colchón
    Si el proyecto dura más de lo previsto, todavía tienes septiembre para acabar los últimos detalles. Es un mes relativamente tranquilo en comparación con los anteriores a Navidad y normalmente es soleado, lo que supone seguir contando con temperaturas cálidas para ayudar a que se seque la pintura exterior.

  6. Un ejército de limpieza
    Con los niños de vacaciones y los familiares y amigos probablemente con más tiempo libre, en agosto podrías contar con un equipo de limpieza a tu servicio después de las obras. Arma a tus voluntarios con paños y productos de limpieza y, en muy poco tiempo, lo tendrás todo limpio: de la cocina al baño.

También te puede interesar:

Deja un comentario *Campo obligatorio
Confirmo que he escrito el contenido íntegramente y acepto las Condiciones de uso y los Términos de uso

CÓMO SER LA PERFECTA INVITADA... EN CASA DE TU NUERA

Demuéstrale cuánto la quieres y lo orgullosa que estás de ella, pero también colabora en casa y respeta sus normas

10 SEÑALES DE QUE AHORA TU MASCOTA ES TU HIJO

Lee esta lista para averiguar si te estás comportando como una madre para tu mascota en lugar de como un dueño cariñoso.

Ariel 3en1 Pods

Solo una cápsula para una limpieza increíble