EL ARTE DE LA IMPROVISACIÓN EN LA COCINA.

EL ARTE DE LA IMPROVISACIÓN EN LA COCINA.

¿Qué hacer con las sobras o los ingredientes que languidecen en la nevera?

"Odio tirar las sobras. Y no sólo es una cuestión de moral, sino también de ética: no me gusta nada desperdiciar la comida. Siempre intento cocinar en ""dosis"" adecuadas, pero, qué casualidad, el día que haces poca comida se presenta un amigo y cuando haces un poco más nadie tiene hambre. Y en la nevera se quedan las sobras y se van marchitando las verduras.
Así que he aprendido un pequeño truco. Por ejemplo, si hago pasta la condimento en el último minuto, cuando sé realmente cuántos somos y el grado de ""hambre"" de los comensales.
Una buena idea: la pasta ""blanca"" que sobre se podrá condimentar de otra manera, saltear en la sartén o cocinar en el horno con otros ingredientes y estará buena de nuevo por la noche o al día siguiente, sin que te puedan decir ""¿otra vez esto?"". (Intentadlo con tallarines, primero boloñesa y después con mantequilla, jamón y guisantes, por ejemplo).

Cuando se trata de verduras: ¿habéis hecho menestra? Podéis batir las sobras y hacer un buen puré con picatostes, o añadir pasta pequeña (cocida aparte y añadida al puré en los últimos minutos), y se queda un primer plato caliente y sustancioso.
¡Las verduras cocidas se pueden hacer en tortilla! Se añaden a los huevos batidos, con bastante queso y un poco de leche, y se fríen en la sartén.

¿Tenéis tiempo? Separad las yemas de las claras y montadlas a punto de nieve. Después mezcladlo todo y echadlo en una fuente profunda de cristal, después de echarle mantequilla y pan rallado. En el horno se convierte en un buen suflé.

¿Sobras de patatas cocidas? Se rellenan de queso y se pasan por el microondas: ¡Jacked Potatoes (llamadas así al otro lado del charco) servidas!

Con la macedonia sobrante, se añade zumo de naranja y se bate para el desayuno
y la merienda.

No hay ni que decirlo: la polenta se corta en tiras y se fríe, el pan se ralla o se ""ablanda"" para preparar sabrosos Klöße o ñoquis.

¿Sabéis qué hacía mi abuela? Cortaba el pan en rebanadas y lo echaba en la sartén con un poco de agua, perejil, aceite, queso rallado y un huevo encima. En unos minutos se convertía en una exquisitez… será porque viene de la infancia, pero para mí sigue siendo un manjar.

Como alternativa, uso el pan del día anterior, con el que también se pueden hacer sabrosas tostas: pan en rebanadas, tomate fresco, orégano o albahaca, un poco de queso parmesano (o cualquier tipo de queso sobrante), un chorro de aceite y al horno 5 minutos. Un entrante por todo lo alto y ""barato""."
Deja un comentario *Campo obligatorio
Confirmo que he escrito el contenido íntegramente y acepto las Condiciones de uso y los Términos de uso
  • Mostrar comentarios

aprovechar un kg de carne guis

eva 23/10/2015

Hola chicas,me llamo eva y recien me he registrado en la web.leyendo lo del aprovechamiento de las sobras de la comida ,os puedo decir que en mi caso,en mi cocina un kg de carne guisada dura para 4 dias os cuento:la guiso con bastante salsa y el primer dia va con patatas fritas en cuadritos;el segundo con lo que sobra le añado una bolsa de menestra y unos huevos cocidos;el tercero le pongo unas medidas de arroz....bueno al cuarto ya no llega¿que os parece?

Alimentacion

Rosa Maria 20/10/2015

Me gustan mucho las ideas que dan para poder hacer comer de todo a los niños

CANAPÉS LIGEROS Y FÁCILES

No renuncies a tomar un rico aperitivo por miedo a sus calorías, te desvelamos cinco recetas a prueba de dietas. Además son sencillísimas de hacer.

TRES RECETAS CON SABOR DE OTOÑO

Calabaza, castañas y nueces en un menú que calienta la mesa con la llegada de los primeros fríos. Y después… ¡de los platos y ollas se encarga Fairy!

Ariel 3en1 Pods

Solo una cápsula para una limpieza increíble