¿DE QUÉ DEPENDE LA SENSIBILIDAD?

¿DE QUÉ DEPENDE LA SENSIBILIDAD?

Emotiva y física, varía de una persona a otra y no es cuestión de edad.

"Quizás la heredamos de nuestros padres. Quizás forma parte de nuestro patrimonio ""genético"" y no hay manera de aumentarla o reducirla, es lo que es, arraigada en cada uno de nosotros, independientemente de nuestra voluntad. Hablamos de sensibilidad. Tanto la emotiva como la física. Además, no siempre están en sintonía, todo lo contrario: hay personas de carácter muy sensible que soportan casi cualquier tensión física, y otras ""duras como piedras"" que se derrumban por una simple gripe (¡ya sabemos que los hombres en esta categoría merecen el Oscar honorífico!) También hay quien tiene una destacada sensibilidad por la belleza en sí, el arte, quien disfruta de la naturaleza y quien se siente más sugestionado por la música.

En resumen, cada uno de nosotros es sensible a su manera y se muestra desde niños. Hay quien afronta con tranquilidad todos los cambios y las evoluciones, el crecimiento mismo, y quien lo ve todo como una montaña insalvable. ¿Y qué decir de los sufrimientos amorosos? Desde adolescentes, hay quien va de flor en flor con ligereza y bravuconería y quien llora lágrimas amargas con cada pelea, consumiendo montañas de pañuelos de papel, a veces sin comer ni dormir.

Por no hablar de las emociones en el cine y en la tele: hay quien permanece impasible ante el drama y quien llora incluso con los anuncios. Nosotras, chicas ""mayores"", en esta época estamos claramente más sensibles, por los cambios hormonales, o por la tiroides que no siempre funciona como debe, o por esa sensación de que ya no somos madres potenciales que nos entristece... pero hay que razonar bien: ""cada cosa a su tiempo"", dice un antiguo dicho popular. Y no hay nada más sabio que un refrán. Pero, como la fuerza y el valor a veces no son suficientes, si es necesario no hay que dudar en pedir ayuda. No sólo a las amigas y a los familiares (¡aunque hablar siempre sienta bien!), sino también a un especialista. Está bien ser sensibles, ¿pero por qué sufrir?
Por cierto, ¡yo lloro delante de la tele y estoy orgullosa!"
Deja un comentario *Campo obligatorio
Confirmo que he escrito el contenido íntegramente y acepto las Condiciones de uso y los Términos de uso

“INVESTIGAR ES CARO Y NO SIEMPRE SE PRIORIZA”

El dr. Joaquín Arribas, del Instituto Oncológico del hospital Vall d’Hebron, nos cuenta cómo es posible seguir avanzando en la lucha contra el cáncer de mama.

MADURALIA: BIENESTAR Y CALIDAD DE VIDA

Descubre el foro de conocimiento sobre los temas que interesan a las personas que viven su madurez con optimismo y, sobre todo, con visión de futuro.

Pantene Pro-V Prevención Caída

Pelo con más cuerpo, más fuerza y rejuvenecido